Síndrome neuroléptico maligno

Explicación sencilla del síndrome neuroléptico maligno. Es una reacción adversa grave a los antipsicóticos, pero también a algún otro fármaco.

Después del vídeo dejo la transcripción.


Ver en YouTube

Si tienes un paciente que presenta hipertermia, además se acompaña de rigidez y sabes que ha empezado recientemente un tratamiento antipsicótico o que ha aumentado la dosis, ¿qué pensarás?

En un síndrome neuroléptico maligno. 

Es un efecto neuroléptico muy grave que pueden  tener los antipsicóticos y que por suerte es muy raro; pero que hay que tener en cuenta ya que es importante la detección precoz.

Los síntomas ya han dicho que son la hipertermia, es decir, una elevación de temperatura corporal.

Hay síntomas extrapiramidales graves como la rigidez o también la acinesia o discinesia. 

También tenemos que añadir alteraciones autonómicas, del sistema nervioso vegetativo, como taquicardia, sudoración, palidez, también cambios bruscos de la tensión arterial, así como cambios del estado de consciencia como confusión, estupor o coma.

No sólo se ha descrito con antipsicóticos, sino también con otras sustancias que tienen un efecto dopaminérgico como por ejemplo el litio, la carbamazepina o también la cocaína.

Puede aparecer en cualquier momento a partir  del inicio tratamiento antipsicótico o el aumento de la dosis, pero lo típico es que sea entre el primero y el tercer día, es decir, entre 24 y 72 horas del inicio del tratamiento o del cambio de dosis. 

Es importante el diagnóstico precoz porque puede  tener una mortalidad elevada hasta de un 20 %
Esto se debe a que el daño muscular es importante. En la analítica lo que detectará será un aumento de las CK y CPK y enzimas musculares. 

Por supuesto también encontraremos leucocitosis y puede llegar  a causar un fracaso renal agudo.

¿En qué consiste el tratamiento? 

El tratamiento consiste, como es lógico, en la suspensión inmediata del antipsicótico o el fármaco responsable del enfermedad.

Hay que controlar al paciente en la UCI con un tratamiento de soporte.

Los tratamientos que se utilizan son la bromocriptina y el dantroleno.

La bromocriptina es un agonista dopaminérgico y se usa por vía oral en casos más leves.  Y cuando no es posible, entonces se utiliza el dantrolene que es un relajante muscular y que se usa por vía parenteral.

También se usan fármacos como las benzodiazepinas, la amantadina o el nifedipino para controlar elevaciones bruscas de la presión arterial.

síndrome neuroléptico maligno


@alsanagust


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips