Otitis Media

La otitis media es una inflamación de la mucosa del oído medio y puede ser un proceso agudo o crónico de sintomatología variable.

La localización anatómica del oído medio causa una acumulación de material seroso o purulento que puede ocasionar una perforación timpánica por donde drene hacia conducto auditivo externo.

El diagnóstico de las otitis medias es clínico, es decir, por los síntomas y signos que encontramos.

El tratamiento de las otitis medias se aborda en función de esta distinción clínica entre otitis medias agudas, otitis media serosa y otitis media crónica. 

Consiste en un acúmulo de líquido seroso o mucoso que puede estar originado por una de estas situaciones:

1-Otitis media aguda que se curado, pero persiste líquido en oído medio por un defecto en la aireación de la cavidad.

2-Disfunción de la trompa de Eustaquio que limita la aireación del oído medio por edema, hiperviscosidad, problemas con los cilios. A veces puede preceder a una una otitis medias.

Estos problemas de aireación del oído medio causan una presión negativa y el acúmulo de trasudado consiguiente.

En niños la causa más frecuente es la disfunción de la trompa de Eustaquio, pero también es frecuente que se asocie a hipertrofia de adenoides.

En adolescentes puede haber casos de angiofibroma de cavum.

En adultos con otitis media serosa unilateral recidivante hay que descartar el carcinoma de cavum.

Diagnóstico: 

Se hace por la anamnesis y la exploración física.

Puede ser asintomático, pero normalmente el síntoma principal suele ser la hipoacusia.

En niños los padres detectan que han de repetirle las cosas o que pone más alto el volumen del televisor.

En adultos también cursa con hipoacusia y con de taponamiento, acúfenos y autofonía.

A veces hay antecedentes de catarro vías altas, buceo, viaje en avión o rinitis alérgica.

En la otoscopia se puede ver tímpano grisáceo, más o menos retraído o congestivo.

En casos algo más avanzados puede tener un color más azulado y es se pueden ver niveles hidroaéreos o burbujas en caja timpánico.

A veces, es preciso practicar una naso fibroscopia para descartar hipertrofia adenoidea en niños y en adultos para descartar neoplasias de nasofaringe en casos de otitis media serosa unilateral recidivante.

Muchas veces es autolimitado, es decir, remite espontáneamente sin tratamiento.Si persisten en el tiempo, causa una hipertrofia de las glándulas mucosas con hiperproducción de moco

Complicaciones:

Puede dar lugar a parálisis facial, otitis adhesiva o tímpanoesclerosis. 

OTITIS MEDIA AGUDA


 Es muy frecuente en la infancia y en adultos se piensa que es menos frecuente. 

En realidad, es más complicado saberlo porque los adultos suelen autotratarse y no acuden tanto al médico por este motivo.

La otitis media aguda aparece de forma rápida con otalgia, hipoacusia y abombamiento del tímpano

El resto de síntomas puede ser más o menos variables.

El oído medio es en su mayor parte una cavidad ósea excepto su parte externa en donde está el tímpano.

Conecta con la rinofaringe a través de la trompa de Eustaquio. Gracias a esta conexión se consigue mantener una presión en equilibrio con el exterior.

El problema es que durante la infancia la trompa de Eustaquio, que conecta oído medio y orofaringe, se colapsa más fácilmente por ser horizontal y de menor longitud que en adultos.

Como comentaba, es de los problemas de salud más frecuentes en la infancia y suele seguir a un catarro de vías altas.

La causa de la otitis media aguda es en la mayor parte de los casos una obstrucción de la trompa de Eustaquio debida una inflamación de esta (ototubaritis).

Esta, a su vez, es consecuencia de un catarro de vías altas de origen vírico y, en algunas ocasiones, una rinitis alérgica.

Se crea un círculo vicioso con una presión negativa del oído medio que inflama su mucosa, aumenta el moco y el trasudado que causa otitis serosa. La infección de este trasudado es la otitis media aguda.

Más frecuente en invierno porque son más frecuentes las infecciones de vías aéreas superiores.

El virus respiratorio sincitial suele ser el le causante este catarro que se complica con una otitis media aguda.La otitis media aguda se considera una infección bacteriana. 

Los gérmenes más frecuentes son el Streptococcus pneumoniae y el Haemophilus influenzae.

El diagnóstico es clínico. 

Hay otalgia e hipoacusia bruscaA veces otorrea o fiebre. El dolor de oído (otalgia) variable, pero suele ser intenso y que, si se perfora el tímpano, disminuye.Esto se debe a que al drenar el contenido, disminuye la presión. 

Encontraremos un líquido purulento, seroso o sanguinolento.

En lactantes puede haber fiebre, llanto, rechazo de alimento, diarrea y dolor al presionar el trago.

En niños mayores y adultos la otalgia y la hipoacusia pueden ser importantes.

La otoscopia  el aspecto del tímpano variará según el momento. Empezará estando hipervascularizado, enrojecido, desslutrado y luego abombado y pulsátil por estar la cavidad del oído medio llena de secreción.

Puede haber una perforación en pars tensa, que luego se resolverá espontáneamente en la mayor parte de los casos sin secuelas.

En la otoscopia podremos ver el oído externo normal, aunque en el caso de la otitis media aguda supurada podrá ver otorrea purulenta e incluso otorragia.

Acute Otitis Media Stage of Resolution

La maniobra de Toynbee confirma que la trompa de Eustaquio no es permeable.

Se pide al paciente con la nariz tapada traque saliva. En condiciones normales se ha de ver un movimiento del tímpano. Si no se ve, nos indica la disfunción tubárica.

El diagnóstico diferencial se ha de hacer con otalgias referidas: problemas de la articulación temporomandibular y tumores de cabeza y cuello. 

En estos casos la otoscopia será normal.

Complicaciones de la otitis media:

Son raras y más en niños.Puede sospecharse un absceso intracerebral si sigue con otorrea, otalgia y fiebre tras 10 días de tratamiento. Se precisará un TAC craneal.

Otras complicaciones son la parálisis facial o la laberintitis por proximidad anatómica.

En algún caso hay secuelas postotíticas cuando hay perforación más amplia, se necrosa las pars tensa y a veces se hace cirugía para reconstruir. 

OTITIS MEDIA CRÓNICA


Otorrea persistente, entre dos o tres meses de evolución, con perforación timpánica e inflamación de la mucosa de oído medio y mastoides.

El síntoma más típico es la supuración, persistente o recidivante, que puede asociarse a hipoacusia, vértigo y acúfenos.

Hay que distinguirla de la otitis media serosa (otitis media crónica con derrame) que presenta líquido en el interior del oído medio, pero el tímpano está íntegro, se debe a una disfunción de la trompa de Eustaquio y se da mucho más en la infancia.

Se llama otitis media crónica supurada por haber perforación y otorrea, pero no otalgia.Un subtipo de pueden deberse a un colesteatoma y se llaman otitis media crónica colesteatomatosa. 

Hay muchos factores que influyen en su aparición: genéticos, ambientales y bacterianos.

La causa más frecuente es una perforación timpánica tras una otitis media aguda no cerrada.

Habrá entrada de agua y secreciones al oído medio a través de la perforación del tímpano que ocasionará infecciones de repetición.

Este daño repetido desemboca un tejido de granulación y necrosis timpánica y de los huesecillos apareciendo infecciones adicionales, hipoacusia y vértigo si afecta a al oído interno.

La otorrea, sobre todo nocturna, a veces muy mal oliente, que puede llegar a irritar de forma importante el pabellón auricular.

Esta otorrea puede ser serosa, mucosa o purulenta, y variar en intensidad.

OMCS de larga evolución pueden apreciarse pólipos de tejido de granulación que ocupan totalmente el conducto auditivo externo.

Si la otoscopia permite ver la membrana timpánica identificaremos una perforación, central o marginal, con mucosa de caja edematosa, ocasionalmente pulsátil, con otorrea llenando el OM. Hipoacusia de transmisión (Rinne negativo y Weber lateralizado al lado afecto) 
Complicaciones: 

  • Hipoacusia de transmisión por erosión de la cadena osicular.
  • Erosión del margen timpánico.
  • Vértigo por erosión del conducto semicircular horizontal (figura 6).
  • Parálisis facial por afectación de canal de Falopio (VII).
  • Mastoiditis.
  • Complicaciones intracraneales.

-OTITIS MEDIA CRÓNICA SIMPLE, BENIGNA O SUPURADA


 Se produce como consecuencia de una infección de larga evolución por Pseudomona aeruginosa aerobios Staphylococcus aureus o estreptococos pneumoniaes.Muestra una perforación timpanica central.


-OTITIS MEDIA CRÓNICA COLESTEATOMATOSA


 Epitelio queratinizado en el oído medio lo cual genera una serie de sustancias que producen osteólisis de las paredes del oído medio.

En los casos congénitos el tímpano se encuentra íntegro y se da en niños y es poco frecuente.

El colesteatoma adquirido primario es el más frecuente se produce debido a las presiones negativas mantenidas en el oído medio que provocan el acúmulo de sustancias queratinizantes.

Se caracteriza por otorrea fétida sin otalgia hipoacusia y vértigo si existe erosión de los conductos semicirculares.

Otoscopia se objetiva perforación timpanica atical posterosuperior y escamas blanquecinas.Pseudomona aeruginosa y el Staphylococcus aureus son los más frecuentemente encontrados. 

También aparece Klebsiella pneumoniae, Proteus mirabilis o Escherichia coli y anaerobios. 

TRATAMIENTO DE LAS OTITIS MEDIAS


El tratamiento de las otitis medias (OM) variará según los tipos de OM que hemos citado.

OM SEROSA O MUCOSA


La otitis secretora mucosa serosa se suelen usar con descongestionantes nasales, antihistamínicos orales o aerosolterapia.
En algunos casos miringotomía con o sin drenajes timpánicos.
A veces la adenoidectomía en niños es necesaria.

OM AGUDA


La otitis media aguda en adultos puede ceder con analgésicos y suelen curar en 2-4 semanas espontáneamente, aunque el tratamiento con antibióticos aumenta el porcentaje de curación y disminuyen claramente las complicaciones como mastoiditis o meningoencefalitis.
Los analgésicos de uso más frecuente son el paracetamol o el ibuprofeno.
El antibiótico de elección es la amoxicilina cada 8 horas 5-7 días. Si no mejora en 24-48 horas, también estaría indicado el uso amoxicilina/clavulánico para cubrir posibles gérmenes productores de betalactamasas.
En caso de alergia a la penicilina las alternativas son: cefuroxima axetilo durante 5-10 días o macróidos como la azitromicina o claritromicina.
En las otitis medias agudas no se da tratamiento tópico.
Si hay perforación previa a la otitis media aguda, tras aspiración y limpieza, se puede añadir antibiótico tópico (gotas), especialmente ciprofloxacino. Se evita la polimixina B o la neomicina por su posible ototoxicidad. No se deben asociar corticoides tópicos.
Recomiendan evitar el contacto con el agua en el conducto auditivo externo del oído afectado durante al menos 2 semanas o al menos hasta que se cierre la perforación.
Cuando hay un mucha otorrea, se puede tratar con aspiración para limpieza.
Hay casos en los que se practica la mirigotomía, es decir, una pequeña incisión en el tímpano y se puede dejar un drenaje para que salga el contenido y se ventile el oído medio.

OTITIS MEDIA CRÓNICA



 En la otitis media crónica simple o supurativa el tratamiento se realiza mediante limpieza de conducto auditivo externo y oído medio, antibiótico tópico y se precisa por el otorrinolaringólogo.

La limpieza es el tratamiento inicial y más importante. A veces, eso es suficiente. Después, habrá que ver si colesteatoma.

Tras limpiar del conducto auditivo externo y oído medio, se valora la otorrea y el estado auditivo mediante estudio audiométrico para ver si hay secuelas auditivas.

Los antibióticos tópicos recomendados son las quinolonas (ciprofloxacino y ofloxacino) en mayores de 6 años (asociados a corticoides) durante 10-14 días.

El tratamiento oral no se recomienda el tratamiento porque la mala vascularización debida a la destrucción tisular hace que apenas lleguen.Los antibióticos endovenosos se dejan para casos que se complican, fracaso de los antibióticos previos. 

En estos casos se han de hacer cultivos.Si hay pólipos en el conducto auditivo externo, no se deben extraer porque hay que descartar un colestetatoma.

En la otitis media crónica colesteatomatosa el tratamiento de las reagudizaciones se realiza mediante antibióticos empíricos siendo el tratamiento definitivo la cirugía.

En la mayorías de casos, tanto en la otitis media crónica supurativa como la colesteatomatosa, se tendrá que hacer cirugía para eliminar la infección y reconstruir los daños en tímpano y huesecillos, sobre todo en niños.

Igual que en los anteriores casos de perforación timpánica, hay que insistir en no entre agua en conducto auditivo externo y acudir rápido a consultar si empieza a supurar. 




  • En casos de otitis media aguda recurrente qué consisten en tres episodios en 6 meses o cuatro o más en un año.
  • Ante un proceso de otitis media serosa unilateral debe descartarse la presencia de neoplasia de nasofaringe.
  • En la otitis media crónica o resistente a tratamiento antibiótico.
  • Si sospechas un colesteatoma.
Espero que este artículo sobre otitis media haya sido útil.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips