Nefrona y Circulación Renal (anatomía)

Por Alberto Sanagustín.

En el anterior vídeo hablé sobre la anatomía del aparato urinario y renal. En éste seguiré con la anatomía de la circulación renal y la nefrona.

Recomiendo ver el vídeo primero, luego repasar las imágenes y al final leer la transcripción del vídeo que está debajo de las imágenes.






circulación renal
Circulación renal



circulación renal y nefrona
Circulación renal y nefrona













Nefrona y circulación renal
Nefrona y circulación renal























nefrona y anatomía
Nefrona y anatomía




 

 En este vídeo voy a hablar de la circulación renal y de la anatomía de las nefronas porque creo que es importante tener una idea general antes de empezar a hablar de la fisiología de ésta y la acción de los fármacos en ellas.

A nivel del riñón la irrigación empieza por la arteria renal. Esta arteria renal se divide en arterias segmentarias.

Las arterias segmentarias se dividen en estas pequeñas, más pequeñas arterias que son las arterias interlobulares que se disponen entre las pirámides de Malpigio.

En este dibujo podemos imaginarnos las pirámides que están aquí, por ejemplo, y los cálices... serían las pirámides...y los cálices renales estarían aquí. Se unirán entre ellos.

Los cálices menores se unirán entre ellos para formar los cálices mayores y después formarán la pelvis renal.

Recordemos que la base de la pirámide es en la parte superior y la parte inferior sería la papila renal que está rodeada por la parte superior del cáliz.

Pues como iba diciendo, la arteria renal se divide en arterias segmentarias, éstas a su vez en arterias interlobulares, que se sitúan entre las pirámides renales. Estas arterias interlobulares se prolongan en forma de arterias arciformes, que están en el límite entre la corteza y la médula. Sería esto de aquí. Éstas de aquí. Serían las arterias arciformes porque tienen forma de arco.

Entre la corteza y la médula se refiere...médula es la base de la piramide de Malpigio. Estas arterias arciformes se van dividiendo en arterias interlobulillares que están dispuestas en forma de radios y están entre las pirámides de Ferrein, de los lobulillos de la corteza.

Éstas de aquí o aquí son las arterias interlobulillares. Las arterias arciformes a su vez emiten también unos vasos rectilíneos que son las arteriolas rectas, que no están dibujadas aquí, y que penetran dentro de la pirámide.

Estas arteriolas rectas también proceden, parte de ellas, de las arterias de los vasos eferentes, arterias eferentes de la red capilar de los túbulos que luego vamos a comentar.

Las arterias interlobulillares desprenden hacia dentro, unas arterias eferentes, en donde se formará un ovillo que constituirá el corpúsculo renal.

Para verlo con un poco más de claridad, vamos a tomar toda esta parte de aquí y la vamos ampliar en este dibujo. Si nos fijamos aquí. Esta parte de aquí sería la corteza, la parte de abajo sería la médula renal, la pirámide de Malpigio y aquí podemos ver las diferentes estructuras de la circulación renal. Esta arteria de aquí, sería la arteria interlobular, que está dispuesta entre las pirámides.

La arteria interlobular, que después forma esta arteria de aquí, que es la arteria arciforme, en forma de arco, que se sitúa entre el cortex y la médula. Éstas dan lugar a las arterias interlobulillares, en forma de radios y que se sitúan entre las pirámides de Ferrein, los lobulillos.

Arterias interlobulillares que van subiendo en forma de radios y van generando las arterias aferentes. Aferente quiere decir que lleva sangre hacia una estructura se forman unos ovillos que dan lugar a los GLOMÉRULOS renales, que es lo que comentábamos antes, que son la parte inicial de la nefrona.

De los GLOMÉRULOS renales, saldrán los vasos eferentes.

La arteria eferente y que luego formará esto de aquí que es la red capilar peritubular de la nefrona.

La nefrona está compuesta de este ovillo vascular y una cápsula que las va rodeando, que es la cápsula de Bowman. Y después, a partir de aquí empiezan los túbulos contorneados que después lo explicaré.

Todos estos túbulos contorneados están rodeados por la red capilar peritubular, que es esto de aquí.

Por supuesto, esta red capilar, después formará vénulas y se formará el sistema venoso, que tienen nombres similares a los de las arterias. Hay unas venas interlobulillares...forman un sistema similar....venas interlobulillares, venas arciformes, que estaría por aquí... venas interlobulares.

Es un sistema paralelo que al final dará lugar a la vena renal que drenará en la vena cava inferior y llegará a la aurícula derecha del corazón.

Es importante, tener en cuenta, la formación del glomérulo renal que son estas estructuras que hemos dibujado aquí porque ahí es donde se inicia la nefrona, que tiene la forma ésta.

Para entender la nefrona hemos de tener una visión general de su anatomía y para esto utilizaré este dibujo.

Hemos dicho antes que aquí, a partir de la arteria interlobulillar salen estas estructuras de aquí, que son las arterias aferentes, que llegan a este ovillo, forman este ovillo y después, de este ovillo sale la arteria eferente que forma después la red capilar peritubular.

 Entonces el túbulo de la nefrona se forma porque este ovillo vascular está rodeado por una cápsula, la cápsula de Bowman. Entonces, si tenemos este dibujo, aquí tenemos la cápsula de Bowman, que está rodeando al ovillo vascular.

Aquí tenemos la arteria aferente, que es la que lleva la sangre hacia el corpúsculo y aquí tenemos la arteria eferente, que es la que sale.

Dentro de la anatomía de la nefrona, tenemos que distinguir la parte esta inicial que estamos comentando y después vienen varias partes, que están en la corteza y luego en la médula.

La corteza empieza en el glomérulo renal. El corpúsculo renal consta de glomérulo y cápsula de Bowman. Después empieza el túbulo contorneado proximal. Se llama contorneado porque tiene esta forma ondulada, que va bajando hacia abajo, hacia la corteza y se estrecha dando lugar al asa de Henle que penetra profundo hacia la médula y luego sube hacia arriba y tiene una zona engrosada. La zona engrosada del asa de Henle. Aquí, a esto lo llaman parte descendente. Esto parte ascendente y ésta es la zona engrosada de la asa ascendente de Henle.

Aquí empezaría el túbulo contorneado distal que también tiene una forma sinuosa. Llega hacia esta zona de aquí, en la que contacta con la arteria aferente y forma lo que llaman el aparato yuxtaglomerular, la mácula densa, que tienen funciones de regulación.

Y después va a drenar al túbulo colector, que va penetrando, por la médula y recibe drenajes de otras nefronas y llega hasta la parte inferior de la médula, hasta la papila renal y drena digamos en el cáliz renal la orina.

Esto lo tenéis que imaginar en tres dimensiones. Pensad que hay más de un millón de nefronas en cada riñón y que es la unidad básica funcional del riñón. Es decir, donde se producen las funciones de eliminación de sustancias, de filtración, absorción, reabsorción, de equilibrio de agua e iones y también funciones hormonales, que son importantes para ver cómo funcionan los fármacos a este nivel o cómo se producen diferentes patologías.

¿Te ha gustado? Comparte en redes sociales. Gracias.

1 comentario :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips