¿Qué es la resiliencia y cómo conseguirla?

 ¿Qué es la resiliencia? ¿Eres resiliente? ¿Por qué es importante la resiliencia?

 Es un tema muy interesante porque hace referencia a la fortaleza emocional. Es una cualidad psicológica importante porque tarde o temprano nos tendremos que enfrentar a desafíos que nos pondrán a prueba.

 ¿Qué es la resiliencia?

 Si buscamos en el diccionario, en el RAE, veremos que hay dos definiciones.

  •  Por una parte, la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o una situación adversos.
  •  En segundo lugar, la capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido.

 Vemos que estas definiciones hacen hincapié en la capacidad de adaptación y de recuperación respecto a una presión, tensión o estrés.

En realidad, la palabra resiliencia procede de las palabras latinas "resiliens" o "resilire" que significan saltar hacia atrás, rebotar o replegarse. Entonces, si tenemos en cuenta estas definiciones, ¿cómo podríamos definir la resiliencia psicológica?

Es la capacidad para adaptarnos y recuperarnos de circunstancias adversas e incluso muy adversas.

resiliencia, fortaleza emocional



La idea es que la resiliencia puede tener un componente innato y se creía que era el principal, pero se ha visto que también tiene un componente adquirido que es muy importante.

Es una cualidad que vamos desarrollando con la edad, la experiencia y el aprendizaje. También porque hemos podido tener modelos dentro de nuestra familia o de nuestras relaciones sociales que han sido un ejemplo para nosotros y de los que podemos haber aprendido, de forma directa o indirecta, a manejar situaciones difíciles.

Si tenemos todo esto en cuenta, es muy interesante desarrollar esta resiliencia como algo preventivo. Me refiero a que si somos más resilientes será más difícil que desarrollemos problemas de ansiedad, depresión u otras situaciones psicopatológicas como reacción a situaciones adversas. Tendremos mucho más aguante ante los desafíos del medio o que se nos vaya planteando nuestra vida.


¿Cómo podemos entrenar nuestra capacidad de ser resilientes o ser más fuertes emocionalmente?


  • Mejorando nuestra salud en general desde una perspectiva global biopsicosocial.

En primer lugar, desde el punto de vista físico o más biológico, es importante comer de forma sana, hacer ejercicio de forma regular, dormir las horas adecuadas y evitar el consumo de sustancias tóxicas.

Es de sentido común que si comemos de forma desequilibrada, llevamos una vida sedentaria, dormimos mal y consumimos sustancias tóxicas, nuestro cuerpo se debilitará y eso afectará a nuestra mente. Tendremos menos aguante ante las exigencias de la vida.

Siempre es recomendable tener en cuenta que somos una unidad psicofísica. Hay que tener en cuenta el aspecto físico porque influye en nuestro aspecto psicológico.

  • Ahora bien, desde la perspectiva psicosocial, ¿Qué podemos hacer?

Podemos considerar unos factores externos, que son los aspectos de soporte social, y unos aspectos internos que son más bien las actitudes y capacidades de afrontamiento de la persona individual.

1- En primer lugar, el aspecto social o de soporte social.

 Las personas que tienen una familia en la cual poder apoyarse, que tienen unas buenas relaciones con amigos, que tienen conexiones sociales con grupos como pueden ser religiosos u organizaciones de cualquier tipo, suelen tener mayor resiliencia ante la adversidad.

Como he indicado antes, podemos tener modelos que nos pueden ayudar y de los que podemos aprender a ser más resilientes. tener la ayuda y el cuidado de otros en momentos difíciles es algo muy importante a tener en cuenta.

Poder explicar tus problemas y compartirlos, que otros te puedan escuchar y te puedan apoyar de forma emocional, dándote consejos, acompañándote en el dolor o simplemente animándote, te hará más fuerte.

Actuar de forma altruista y ayudar a otros también puede ayudarte a ti mismo a ser más resiliente.

En este sentido, es importante tener buenas capacidades de comunicación, saber escuchar y hablar con los demás, establecer relaciones, es un factor que se considera muy importante a la hora de desarrollar la resiliencia.

Por eso, si careces de habilidades sociales o de asertividad, entrenarte en adquirirlas puede ser algo que te aporte mucho a nivel de resiliencia y fortaleza emocional.

 Este tipo de habilidades te pueden ayudar a hacer amigos y a mejorar tus relaciones en general, tanto familiares como sociales. También te ayudarán a unirte a grupos y de esta forma el tener un mayor soporte emocional o de cualquier tipo cuando tengas problemas.

 2- En segunda lugartenemos características individuales que nos pueden proteger y nos ayudan a ser más resilientes. Además de las habilidades sociales y de relación que he comentaado, hay otras características a tener en cuenta.

Tener confianza en uno mismo o en una misma, es decir, creer que tienes la habilidad de actuar con competencia cuando te enfrentas a una situación adversa. Tener la creencia de que podrás salir hacia adelante. 

Saber aceptar las situaciones y a uno mismo o de una misma, de forma que seas consciente tanto de tus fortalezas y recursos como de tus debilidades.

 La autoestima, tener capacidad de solución de problemas o saber manejar las emociones, los impulsos o los pensamientos negativos que puedan aparecer como consecuencia de enfrentarse a estas situaciones adversas.

 Y estas características, ¿Cómo se pueden desarrollar?

  • Dependerá de cómo sea cada persona. Hay personas que pueden beneficiarse de practicar técnicas de relajación o de respiración para que así disminuya su activación emocional. Puede ser útil aprender alguno de los diferentes tipos de técnicas de mindfulness. Te pueden ayudar a que aprendas a distanciarte de tus pensamientos y tus emociones.
  •  Puedes utilizar técnicas cognitivas para detectar pensamientos distorsionados y aprender a tener más perspectiva de la realidad, sobre todo pensamientos catastrofistas.
  •  Aprender a distanciarte de tus pensamientos.
  •  Aprender técnicas de solución de problemas. 
  •  Aprender a clarificar tus valores de forma que puedas establecer objetivos que estén alineados con los valores que has hallado y clarificado.

El tema de los valores muy es importante porque desde la psicología popular muchas veces se tiene la idea de que ser resiliente es algo así como ser imperturbable o estar siempre en una situación o estado emocional positivo y sintiéndote bien.

En realidad, no se trata de nada de eso. No consiste en ser emocionalmente perfecto porque somos humanos y vamos a tener emociones. Vamos a tener altibajos al enfrentarnos a la realidad.

La idea no es sentirse bien todo el tiempo, incluso ante circunstancias muy adversas, porque no tiene sentido y tampoco sería adaptativo, no sería ni siquiera humano.

La idea es saber relacionarse mejor con las emociones y pensamientos que experimentemos y saberlas utilizar a nuestro favor.

El asunto es que si tienes claros tus valores, experimentar circunstancias adversas o negativas puede tener sentido porque ese sea el precio que hay que pagar para tener una vida significativa.

En ese caso, el sufrimiento sí que tiene un sentido y lo podrás soportar mucho mejor. Serás mucho más resiliente. Avanzarás hacia adelante a pesar del sufrimiento porque será un sufrimiento que valdrá la pena experimentar y tendrá sentido.

La pregunta que me gustaría hacerte es:

 ¿Te consideras una persona resiliente? ¿Consideras que eres fuerte emocionalmente? ¿Sabes manejar las circunstancias adversas?

Te dejo el vídeo en donde desarrollo estas ideas. Muchas gracias.

Ver en YouTube aquí

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips