Tensiómetros

¿Quieres comprar un tensiómetro porque te han diagnosticado de hipertensión? ¿Quieres medir la presión arterial de algún familiar?

Comprar un tensiómetro para controlar tu presión arterial o la de un familiar con hipertensión es una actitud responsable y proactiva.

Esto es muy importante porque significa que te haces responsable de tu propia salud.

Tu médico o tu enfermera pueden darte recomendaciones, indicaciones, consejos de salud, dietas, tratamientos antihipertensivos, pero no pueden hacer la cosas por ti.

Aquí te explicaré en función de mi experiencia todo lo que debes saber antes de comprar un aparato de medida de la tensión arterial.

¿Qué es un tensiómetro?

 

Lo podemos definir como un aparato que sirve para medir o monitorizar la presión arterial y que también se puede llamar esfigmomanómetro o esfingomanómetro​.

Su principal utilidad es controlar la hipertensión arterial (presión alta), pero también puede ser útil para valorar  situaciones de hipotensión arterial (presión baja).

¿Por qué es importante controlar la hipertensión?

 

La hipertensión es un factor de riesgo cardiovascular.

Esto significa que predispone a sufrir problemas como anginas de pecho, infartos, accidentes vasculares cerebrales, problemas renales, oculares o cualquier otro problema relacionado con las arterias.

Esto implica que si estás diagnosticado hipertensión, es buena idea tener la presión arterial bajo control.

Has de visitar a tu médico y a tu enfermera para que te ayuden a controlarla con dieta, ejercicio y, si es necesario, medicación antihipertensiva.

Además, es una buena idea el tener un sistema para poder medir tu presión arterial fuera de la consulta y tener medidas precisas de cuál es tu nivel habitual de tensión arterial en condiciones normales.

Se dan dos cifras de presión: una sistólica (la más alta) y otra diastólica (más baja). Coinciden con la sístole (contracción) y diástole (relajación) del corazón.

Llevar un registro de tus medidas de presión arterial facilitará que tu médico pueda ajustar el tratamiento o la medicación basándose en los datos que le proporcionas.

Esa estrategia es lo que en el ambiente médico se llama AMPA o automedida de la presión arterial.

Aquí es donde entra en juego adquirir un tensiómetro.

¿Qué es la automedida de presión arterial (AMPA)?

 

Consiste en medir la presión arterial fuera del consultorio médico realizada por no sanitarios.

Se usa un tensiómetro doméstico y las medidas de presión se toman en el domicilio del paciente.

Se recomienda que la medida y el registro lo haga el mismo paciente o , en su defecto, un familiar.

Hay que usar tensiómetros precisos y validos, es decir, que midan lo que dicen medir y lo hagan de forma consistente.

Sistema de registro de presiones adecuado.

El tamaño del manguito adecuado al tamaño del brazo.

¿Por qué es útil comprar un tensiómetro?

 

La automedida de la presión arterial con un tensiómetro doméstico es una de las herramientas de control de saludes más interesantes para tener en domicilio.

La mayor utilidad es para ayudar al diagnóstico de hipertensión y después para seguimiento del tratamiento, sobre todo farmacológico.

Una utilidad importante es para valorar la hipotensión ortostática.

Esto significa que hay una bajada importante de la presión arterial desde la posición sentada a la bipedestación (de pie).

Esto es algo que aparece en ancianos sean o no hipertensos. Algunos sufren mareos que pueden llegar a causar caídas y a veces la causa es esta bajada de presión arterial son los cambios de postura.

Podemos encontrar bajadas de presión sistólica (la cifra alta) que disminuyen por debajo de 100.

Tener alguna medida de presión sentados y de pie nos puede dar el diagnóstico.

Esta es una información que será de ayuda para el médico. Por ejemplo, en el caso que el paciente tome medicación antihipertensiva podrá valorar si ha de disminuirla o administrarla en dos tomas durante el día.

Tamnbién habrá que considerar si hay otras medicaciones que puedan potenciar los efectos hipotensores y contribuyan a los síntomas.

Los tensiómetros también dan información de la frecuencia cardíaca y encontrar frecuencias superiores a 100 latidos por minuto pueden indicar alguna arritimia que, en algunas ocasiones, pueden ser potencialmente graves.

Esto hay que tenerlo especialmente en cuenta si se asocia a presiones arteriales bajas.

Piensa que la tensión va fluctuando durante el día y de un día para otro. Los registros son útiles para ver cómo ha estado la media la presión arterial.

Una vez más, será información útil para tu profesional sanitario de referencia.

Aquí es importante no obsesionarse con los controles. Si tu presión arterial o la de tu familiar están controladas, un control cada mes puede ser suficiente. Todo dependerá de la recomendación de tu médico.

¿Qué tipos de tensiómetro hay?

 

Existes diferentes tipos de tensiómetros que son fáciles de manejar, ocupan poco espacio, son precisos y baratos.

Hay diferentes tipos de tensiómetros:

  • Esfigmomanómetro de mercurio: es el clásico, pero se ha ido prohibiendo por cuestiones ambientales.
  • Esfigmomanómetro aneroides:  más imprecisos.

Los dos anteriores necesitan de un fonendoscopio para auscultar el pulso y esto crea una dificultad que los hace inviables para el autocontrol de los pacientes.

  • Tensiómetro digital:  son los más recomendables. Son fáciles de utilizar y los hay muy fiables.

Hay varios modelos:

  • Brazo:

El manguito rodea el brazo.

Pueden ser de dos tipos:

Semiautómaticos:  el manguito se infla manualmente y se desinfla  automáticamente.

Automáticos: el manguito se infla y desinfla automáticamente. Los más aconsejados.

  • Muñeca:

El manguito rodea la muñeca.  Influye mucho la posición del brazo y la muñeca. En general no se recomiendan.

  • Dedo: 

Varían los resultados según la posición y cómo esté la circulación periférica. No se recomiendan.

¿Cuáles son los mejores tensiómetros?

 

Hay que plantearse una serie de preguntas antes de comprar.

¿Está validado?

En estos enlaces puedes encontrar listados:

http://www.bhsoc.org/bp-monitors

http://www.dableducational.org/sphygmomanometers.html

¿En un tensiómetros automático y de brazo?

Son más fiables y fáciles de manejar por parte de los pacientes.

¿Es fácil de manejar y transportar?

Es un aspecto muy importante. Quizás el aparato más sofisticado es demasiado técnico para una persona que se desborda fácilmente en el mundo tecnológico no es lo más adecuado.

Esto es especialmente cierto en personas mayores.

¿Tiene una pantalla con visualización de números grande y clara?

Si tienes problemas para leer el resultado, mal asunto.

¿Usa el método oscilométrico para captar la presión?

Son los que captan la presión  a través de la onda del pulso y no por auscultación.

¿Se pueden cambiar manguitos para lavarlos?

Ha de tener algún manguito de repuesto.

¿Tiene indicador de estado de baterías y que sean recargables?

Hay que saber si está a punto de descargarse y que sea fácil la carga.

¿Tiene un programa de memoria de registro de datos?

Te facilita la vida y así no tienes que ir escribiendo en papeles.

¿ Las instrucciones  son sencillas y  el servicio técnico que sea fácil contactar?

Esto está relacionado con lo anterior. Hay que buscar un máximo de funcionalidad y facilidad y  si tienes algún problema, que pueas llamar.

Fíjate en las instrucciones de uso antes de comprar.

Si para ponerte el manguito has de complicarte demasiado y no lo haces siempre igual, puede influir en que las medidas de presión arterial no sean consistentes.

El fabricante es el responsable del fabricante  o sus técnicos, pero también puedes hacer alguna comprobación con el tensiómetro de tu médico

¿El manguito se ajustará bien al tamaño de mi brazo?

La cámara del manguito ha de cubrir el 80% de la circunferencia del brazo y el cierre ha de ser firme y sin fugas.

Hay diferentes recomendaciones en cuanto a tamaño de los manguitos:

  • Mayoría: 12 x 26 cm
  • Obesos: 12 x 40 cm
  • Delgados y niños: 12 x 18 cm

Si compras el tensiómetro en Amazon o en otra tienda en línea,  presta atención a las tallas de manguitos que ofrece el fabricante.

Si no lo tienes en cuenta, puedes encontrarte con un tensiómetro con un manguito demasiado grande o pequeño para tu brazo.

¿El precio es asumible?

Si el tensiómetro es bueno y cumple las condiciones suficientes de calidad, siempre es mejor optar por el más barato o  por las mejores ofertas.

¿Cuántas veces medir la presión arterial?

 

Una pregunta importante es saber cuántas veces tienes que medirte la presión arterial y qué espacio de tiempo tiene que haber entre medidas.

No hay un acuerdo total, pero hay unas recomendaciones útiles.

Al principio o para valorar un inicio o cambio en la medicación se recomienda medir la presión arterial siete días seguidos o, al menos, tres días.

Tomar medidas dos veces al día: antes de desayunar y antes de cenar. Siempre antes de tomar la medicación.

Hacer dos tomas cada vez y que estén separadas 1-2 minuto.

La cifra final que se valora es la media de todas las medidas descartando las del primer día.

Si la presión ya está controlada, puedes hacer un control por semana.

Las cifras que suelen considerarse como diagnósticas de hipertensión arterial  en el AMP son  PAS ≥135 mmHg y/o PAD ≥85 mmHg.

En personas con diabetes o muchos factores de riesgo las cifras se pueden reducir a 130/80.

Hay varias situaciones que podemos encontrar, pero hay dos interesantes y que puedes captar con el tensiómetro digital doméstico:

Presión en la consulta elevada y en domicilio normal: HTA de bata blanca.

Presión en la consulta normal y en domicilio elevada: HTA enmascarada.

Son dos situaciones que es útil detectar. Es una información que puedes facilitar a tu médico.

¿Cómo usar un tensiómetro en casa?

 

El uso del tensiómetro para la automedición de la presión arterial en casa han de darse unas condiciones parecidas a las de la consulta médica.

Estar relajado física y mentalmente.

Reposo cinco minutos previos.

Estar cómodo y en posición correcta: sentado con respaldo, pies en el suelo sin cruzarlos y brazo a nivel del corazón.

NO haber hecho ejercicio previo ni haber estado agitado emocionalmente. No te mires la tensión tras un berrinche.

Tener la vejiga vacía.

Estar en un lugar tranquilo. No hablar.

No fumar ni tomar tabaco ni alcohol ni comida al menos media hora antes.

Equipo adecuado según las características previas que he comentado ya.

Poner el manguito inflable en el brazo que suele registrar presiones arteriales más altas.

Ponerlo a la altura del corazón y que se coincida con la arteria braquial.
Normalmente 2-3 centímetros encima de la flexura del codo (ver instrucciones).

Reposar 5 minutos con el manguito puesto antes de la primera toma de presión.

Presione el botón para hacer funcionar el tensiómetro. No hable ni te muevas mientras realice la medición.

Esperar 1-2 minutos para realizar la segunda medida.

No tener ropa que apriete, sobre todo el brazo.

Leer y seguir las instrucciones de la empresa.

Registrar las medidas de presión, fecha y hora o saber cómo acceder a estas en el aparato.

Si es necesario, que te supervise tu enfermera o tu médico en la consulta las primera vez que haces una toma de tensión arterial.

¿Qué marcas de tensiómetro son más populares?

 

Las marcas más conocidas de tensiómetros son Omron, Riester, Beurer y Medisana. 

Cada una de estas marcas tiene diferentes modelos.

En esta web iremos analizando cada modelo de tensiómetro, sus ventajas, sus indicaciones  y las mejores ofertas.

Tensiómetros más vendidos en Amazon

 

Aquí tienes una lista de los tensiómetros preferidos por los compradores. Comprueba que cumplen las características que he comentado antes de comprar.

RebajasLos Más Vendidos en Amazon 1
OMRON M3 - Tensiómetro de brazo digital con detección del pulso arrítmico,...
  • Tiene un manguito de 22 - 42 cm
  • Guía de ajuste del manguito
  • Detección del movimiento corporal
RebajasLos Más Vendidos en Amazon 2
Tensiómetro de Brazo BROADCARE con Manguito adaptable a Brazos de cualquier Tamaño,...
  • De fácil recarga mediante cualquier Puerto USB DC 5V; Una carga completa soporta hasta 528 mediciones de tensión, que equivale aproximadamente a medio...
  • Capacidad de almacenamiento en memoria de hasta 198 lecturas. El aparato puede distinguir entre dos usuarios distintos, con lo cual la capacidad es de...
  • Medida de la tensión en un tiempo menor a 40 segundos, con una precisión de ±3mmHg; Además, muestra automáticamente la media de las tres últimas...
Los Más Vendidos en Amazon 3
HYLOGY Tensiómetro de Brazo Memoria (2 * 90) Certifica FDA CE (gris)
  • MEMORIA: almacenamiento de 180 lecturas de tensión arterial (90 x 2 usuarios) con fecha y hora. Accede a tu historial en cualquier momento para comprobar...
  • MEDICIONES PRECISAS: monitor de tensión arterial innovador aprobado por la FDA y certificado por la CE. Margen de tensión: 0-299 mmHg, con una precisión...
  • FACIL DE USAR Y LEER: mide tu tensión arterial y tu pulso fácil y rápidamente gracias a la gran pantalla LCD. Compara tu resultado con los niveles de...
RebajasLos Más Vendidos en Amazon 4
OMRON M2 Basic - Tensiómetro de brazo digital, tecnología Intellisense para dar...
  • Tiene un manguito de 22 - 32 cm
  • Con una medición rápida
  • Pantalla grande y fácil de leer
RebajasLos Más Vendidos en Amazon 5
OMRON M7 Intelli IT - Tensiómetro de brazo, Bluetooth, aplicación OMRON Connect...
  • Tensiómetro para la parte superior del brazo con 360° de precisión
  • Mediciones precisas en cualquier posición de la parte superior del brazo
  • Aplicación Omron connect para dispositivos móviles IPhone/Android: guarde y controle las mediciones en su Smartphone

Conclusión

 

  • El tensiómetro es un aparato para tomar la presión arterial en casa que resulta muy útil para controlar la hipertensión, pero también la hipotensión postural y alteraciones del pulso.
  • Hay muchos modelos validados disponibles en el mercado. Los más recomendables para pacientes son los tensiómetros digitales automáticos y de brazo.
Tensiómetros
5 (100%) 3 votes