3 Síntomas del cáncer de páncreas que debes conocer

El problema que tenemos con el cáncer de páncreas es que suele dar síntomas cuando ya está avanzado y los síntomas que van apareciendo son bastante inespecíficos.

Hay tres síntomas que forman una tríada clínica sencilla y que hay que conocer para tener una sospecha de cáncer de cabeza de páncreas.

Tríada clínica

Estos síntomas que nos hacen sospechar son:

  • Dolor abdominal
  • Pérdida de peso
  • Ictericia.

En cuanto a su localización, este cáncer puede ser de cabeza, cuerpo y cola de páncreas

El cáncer de cabeza páncreas es el más frecuente y es el que se puede presentar con esta triada clínica.

El que presente estos tres síntomas no quiere decir necesariamente que sea un cáncer de cabeza de páncreas, pero lo hace sospechar.

En cuanto al cáncer de cola o cuerpo del páncreas, suelen cursar con pérdida de peso y dolor abdominal, pero no es típica la ictericia.

¿Por qué se da el dolor abdominal?

El dolor abdominal puede ser continuo e ir aumentando durante las comidas. La ingesta de alimentos exacerba el dolor.

Suele empezar por el epigastrio, es decir, en la zona del estómago, e irradiarse hacia el hipocondrio izquierdo e incluso el derecho en forma de “cinturón”.

Conforme el cáncer aumenta de tamaño, puede ir comprimiendo el conducto pancreático de forma que dificulta la salida de la secreción pancreática hacia el duodeno durante las comidas.

Estas secreciones se retienen en el páncreas y actúan las proteasas que contienen en el mismo tejido pancreático. Son enzimas que trocean las proteínas y dañan el páncreas paulatinamente.

Esto hace que haya episodios de pancreatitis de repetición que poco a poco van dañando o destruyendo el páncreas.

Esta es la causa del dolor abdominal continuo que se describen los pacientes y que aumenta durante las comidas.

A veces este dolor empeora cuando la persona se pone en decúbito supino, es decir, cuando se tumba bocarriba, porque se estira la glándula y eso aumenta el dolor.

Esto explica la tendencia a adoptar una posición fetal en los momentos de mayor dolor y así mitigarlo parcialmente.

¿Por qué aparece la pérdida de peso?

La pérdida de peso es un síntoma que va muchas veces asociado a lo que se llama síndrome constitucional y que consiste en astenia (cansancio), anorexia (pérdida de apetito) y la pérdida de peso propiamente dicha.

El síndrome constitucional es común a las neoplasias malignas.

En este caso concreto, hay varios mecanismos que intervienen en la pérdida de peso.

  • Un mecanismo puede ser una progresiva ocupación de espacio debida al aumento de tamaño del tumor.

Esto causa una presión a nivel duodeno o de la parte inferior de estómago, del antro.

La consecuencia es una sensación de ocupación de espacio, de dificultad a que se vacíe el estómago durante las comidas y las sensaciones de náuseas e incluso vómitos que hará que disminuya el apetito y las ingestas. Al comer menos, adelgazará.

  • Otro mecanismo es el dolor abdominal al comer, pero por el mecanismo que he explicado antes de retención de secreciones pancreáticas y sus enzimas que causan de pancreatitis de repetición con el dolor asociado.

El paciente va desarrollando un miedo a las comidas por el dolor, come menos y pierde peso.

  • El mismo mecanismo explica que al disminuir la secreción pancreática (protesas y lipasas) con las comidas, hay una disminución de absorción y de proteínas y grasas.

La consecuencia es que con la misma ingesta obtengas menos calorías porque hay una menor absorción. Consumes menos calorías y pierdes peso.

  • Otro mecanismo de pérdida de peso es consecuencia de la anorexia asociada al cáncer.

Como hemos indicado anteriormente, que se da en otros tipos de neoplasia y se causa por la liberación de una serie de sustancias que hacen que disminuya el apetito, coma menos y el apetito disminuya.

Si sumamos todos estos mecanismos, tenemos toda una serie de factores que hacen que estos pacientes tiendan a perder peso precozmente y en gran cantidad.

La consecuencia final es una delgadez extrema que llamamos caquexia.

¿Por qué puede haber ictericia?

El otro síntoma o signo que hemos indicado es la ictericia. Es una coloración amarilla de las mucosas y la piel que suele empezar por la esclerótica del ojo.

Es un signo que se puede dar en el cáncer de la cabeza del páncreas porque por esa zona pasa el colédoco que es la vía por donde las sales biliares van desde la vesícula biliar hacia el duodeno (intestino delgado) durante la comida para colaborar en la digestión de las grasas.

Esta presión en el colédoco o en el punto en donde se une el colédoco con la vía pancreática causa una retención retrógrada de sales biliares y, como consecuencia, aumente la bilirrubina en sangre dando lugar a una pigmentación amarillenta en la piel.

También puede aparecer coluria, que son orinas oscuras, prurito y otros síntomas como por ejemplo la acolia, que son heces sin color.

Esto ya lo explique en otro vídeo sobre la ictericia.

¿Qué otros síntomas podemos encontrar?

Aparte del dolor abdominal, la pérdida de peso y la ictericia, podemos encontrar otros síntomas, pero normalmente será en fases más avanzadas.

Puede ser que en la exploración abdominal palpemos una masa, puede ser que haya trombosis, puede que el paciente refiera esteatorrea (grasa en heces) que son heces que flotan, lesiones cutáneas o que haya aparecido una diabetes o que la previa que tenía haya empeorado progresivamente; pero esto formaría parte de síntomas más avanzados.

Aquí te dejo el vídeo.

Ver en Youtube

Suscríbete al canal de Medicina

3 Síntomas del cáncer de páncreas que debes conocer
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.