Podómetros

En una era donde la mayor parte de las actividades se hacen en la oficina o en casa sentado durante horas frente una computadora, muchos abogan por su salud y deciden caminar para compensar esas horas de sedentarismo otros que lo hacen regularmente aseguran estar caminando lo suficiente.

Pero ¿Cómo sabes si te estás ejercitando lo suficiente para beneficiar tu salud? o ¿Cómo sabes si estás progresando realmente en tus rutinas?.

Los podómetros son una excelente herramienta para esto, permiten cuantificar la cantidad de pasos que das en actividades que involucren caminar, trotar o correr.

Número de pasos y perfil de actividad:

0-5.000 Sedentario
5.000-7.499 Poca actividad
7.500-9.999 Algo activo
10,000-12.500 Activo
12.500 o más Bastante Activo

*Desarrollado por C Tudor-Locke y DR Bassett Jr. (2004)

El número de pasos diarios está relacionado con el nivel de actividad, se recomienda de 7.000 a 10.000 pasos al día caminando durante por lo menos cuatro días a la semana.

En su defecto, 30 minutos de ejercicio aeróbico de moderada a alta intensidad dos a tres días a la semana para mejorar la capacidad cardiopulmonar y prevención enfermedades relacionadas con la obesidad y la diabetes.

¿Cómo usar un podómetro para beneficiar tu salud?

Los podómetros son aparatos de diferentes formas y tamaños, como un móvil pequeño, como una pulsera en tus muñecas o como un dispositivo adosado a tus zapatos con la función principal de contar la cantidad de pasos dados desde que es activado y una o más funciones añadidas en las versiones más sofisticadas y a la vez más costosas (medición de distancia recorrida, velocidad de movimiento, calorías quemadas).

Normalmente pueden venir como dispositivos que se ajustan a la pretina del pantalón, dispositivos de bolsillo, pulseras tipo reloj con conexión a dispositivos móviles/pc y como aplicación para teléfonos móviles.

Pueden ser usados para cuantificar pasos desde que son activados o en sesiones de entrenamiento aisladas listos para ser usados hasta la sesión siguiente.

La mejor forma de aprovechar el potencial de los podómetros para mejorar la salud y perder peso en tejido graso es a través de una rutina estructurada.

Paso 1-Diagnóstico:

Muchas de las personas desconocen su nivel de actividad diaria, creen que están siendo activas cuando en realidad no lo son o no tanto como creían.

Lo mejor que puedes hacer con un podómetro al comenzar es registrar durante una semana cuántos pasos das durante el día al llevarlo contigo en tus actividades cotidianas de lunes a domingo.

Guardar registro escrito de esas mediciones para luego para luego sumar todo el número de pasos de lunes a domingo y la suma dividirla entre 7 de esa forma obtendrás tu promedio de pasos diarios esto lo usaremos como referencia para comparar con nuestros progresos.

Paso 2- Progresión:

Conociendo cuánto es el número de pasos recomendados ( 7.000) y para bajar de peso (+12.500) mas nuestro promedio de pasos diarios sabemos hacia qué dirección ir.

Se recomienda progresar en patrones controlados es decir si tu promedio de pasos diarios es de 2500 a la semana siguiente puedes subir de 300 a 500 pasos por encima de tu promedio todos los días así tu promedio al final de semana será mayor y el de la siguiente mayor que el anterior respectivamente.

También es una opción usar el podómetro para sesiones de entrenamiento específicas durante el día (trote, carrera, cinta para correr).

¿Cómo elegir un buen podómetro que se adapte a tus necesidades?

El podómetro ideal para ti será aquel que puedas llevar cómodamente a lo largo del día, dependerá de cuántas veces al día lo estarás revisando, si deseas registrar el total de pasos diarios o solo en sesiones de entrenamiento específicas, si deseas subir los registros a tu teléfono celular, computador o Internet o si te interesan funciones adicionales relacionadas con el fitness quizás quieras considerar algunas opciones por encima de otras.

Hay podómetros para todo tipo de gustos, personas y bolsillos, echa un vistazo:

Podómetro de Pretina:

Están entre los podómetros más básicos su uso correcto es algo complicado ya que requiere un correcto posicionamiento en el pantalón de forma que esté lo más recto posible no inclinado ni colgando ya que puede afectar las lecturas así como cuando lo usan personas de gran circunferencia abdominal o con pantalones demasiado sueltos pueden inclinar el podómetro o no permitir su ajuste dificultando su uso.

Entre sus desventajas están la posibilidad de que se caigan y se estropeen, pertenecen a los modelos más básicos y menos precisos de podómetros es posible presionar los botones accidentalmente y reiniciar el rastreo, no son los más estéticos y revisarlos de forma seguida puede alterar su posicionamiento para un óptimo funcionamiento.

Su ventaja es estar entre las opciones más económicas.

Podómetro de Bolsillo:

Junto al de pretina es uno de los podómetros básicos y más económicos, a diferencia de éste puede llevarse en el bolsillo sin alterar el rastreo de pasos dado a su sistema triaxial, llama mucho menos la atención, no requiere un posicionamiento específico siempre que se oriente a un lado del pantalón, los botones están hechos de tal manera que se necesita presionar por unos segundos para activar o desactivar el dispositivo así se evitan reinicios de rastreo indeseados.

Podómetros de Muñeca (Bandas y Relojes):

Las bandas y relojes suelen tener chips acelerómetros o sofisticados programas de detección de movimiento, pertenecen a las opciones más costosas dado a que son muy precisos y silenciosos a diferencia de sus contrapartes.

Las Bandas son un poco más sencillas que los relojes, y estos últimos pueden venir con múltiples funciones adicionales como un medidor de distancia recorrida, velocidad, índice metabólico y calorías quemadas, pulsómetro entre otras.

Funcionan calculando el número de pasos a través del movimiento de las manos al andar en algunos compradores que no estén acostumbrados a esto puede causarles inconvenientes; por lo general son muy cómodos.

Apps de Podómetros:

La mayoría de los teléfonos inteligentes hoy en día cuentan con chips acelerómetros o sensores de movimiento y los que no cuentan con puertos USB adaptables a podómetros para teléfonos. El único requisito es llevarlo contigo durante todo el día para que el registro sea fidedigno y contar con un teléfono inteligente.

¿Qué tipos de podómetros existen?

Los tipos de podómetros existentes en el mercado se clasifican según su mecanismo de funcionamiento, toma esto a consideración aparte de la presentación estética de tu podómetro para asegurarte de hacer una compra que vaya con tus necesidades y posibilidades económicas.

Podómetros con palanca de resorte:

Es el tipo más común de los podómetros más baratos. Un brazo de palanca se balancea hacia abajo para cerrar contacto y contar el paso. Luego, el resorte lo devuelve a su posición original. Se escucha un clic en cada paso que puede resultar molesto para alguna personas. Los podómetros de resorte en espiral mantienen su precisión más tiempo que los podómetros de resorte simple ten esto a consideración antes de efectuar tu compra.

Podómetros piezo-eléctricos o acelerómetros:

Son versiones más precisas de los de resorte, no tienen partes móviles por lo que no producen sonido al funcionar. Un acelerómetro usa un medidor de tensión que mide cuán rápido te estás moviendo. Estos podómetros gastan mucho más rápido la batería pero tienen la ventaja de que pueden colocarse inclinados en la cintura o en el bolsillo y no alterar las lecturas adaptándose bien a personas de cualquier índice de masa corporal.

Podómetros GPS:

Usan satélites para medir la distancia y la velocidad. No pueden contar pasos, pero dan mediciones precisas de velocidad y distancia al aire libre.

Son pésimos en interiores y no funcionarán para andar en cinta o hacer trote estacionario. Se puede descargar una aplicación para usar el GPS integrado en su teléfono celular como un podómetro GPS o comprar un podómetro GPS independiente.

Podómetros con chip de acelerómetros:

Los chips con detección de movimiento están en todas partes, desde su teléfono celular hasta los modernos rastreadores de fitness para la muñeca. Ellos sienten el movimiento sin importar cómo estén orientados. Dan datos a aplicaciones de podómetro y alimentan a muchas bandas de fitness.

¿Qué podómetros son más recomendables?

Como se puede ver todos los podómetros cuentan pasos pero usan distintos sensores.

Si tenemos que recomendar alguno, recomendamos aquellos más exactos como podómetros incorporables a teléfonos móviles y de bandas para la muñeca, estos usualmente vienen con sofisticados sistemas de detección de movimiento y chips de acelerómetros siendo estos los más eficientes del mercado.

Sin embargo, no todo es eficiencia y también importa la disponibilidad el resto de los podómetros como ,por ejemplo,  los que se usan sujetos a la pretina del pantalón disponen de una gran variedad de mecanismos que a pesar de ser menos precisos resultan más económicos.

Como último aspecto a tomar en consideración, debes comprar un podómetro que no te resulte incómodo llevar. Después de todo, será un compañero que te acompañará durante mucho tiempo en tu día a día.

Vive la vida un paso a la vez.

Podómetros
5 (100%) 1 vote