Otoscopios

La otoscopía es una exploración básica que usa el otoscopio para que el médico pueda examinar el oído del paciente de forma eficiente.

¿Necesitas un otoscopio?

Aquí encontrarás respuestas a tus preguntas sobre esta exploración y sobre los modelos más recomendados.

Normalmente en los hospitales suelen tener otoscopios fijos en las consultas que suelen solucionar esta necesidad.

El problema se plantea cuando estas en una consulta en donde falla la luz del otoscopio o está estropeado por cualquier motivo.

En otras ocasiones puedes estar moviéndote y el otoscopio fijo es de difícil acceso.

Otra situación son las visitas a domicilio. En este caso no tienes otra opción que llevar un otoscopio portátil.

Estas son algunas de las razones que hacen aconsejable tener algún otoscopio portátil que te salve en todas estas circunstancias.

¿Qué es un otoscopio?

Como he comentado al inicio, el otoscopio es la herramienta usada en medicina para explorar el oído.

La luz del otoscopio nos permite examinar el conducto auditivo externo, el tímpano e incluso valorar el oído medio.

Gracias al foco de luz también se usa para examinar las fosa nasales (rinoscopia) y para una exploración rápida de cavidad oral y faringe.

El otoscopio es un instrumento básico para el médico de familia, pediatra y el otorrinolaringólogo.  Sin embargo, a veces parece que sólo los médicos lo utilizan y nada más lejos de la realidad.  Los veterinarios también lo necesitan para valorar los oídos de  animales de compañía.

El problema de los otoscopios y es que cada vez hay más variedad de otoscopios en el mercado y a veces es difícil valorar qué modelo elegir.

Es importante que optar por un otoscopio que dé una buena iluminación, esté diseñado para facilitar la visualización de las estructuras que deseas y sea duradero.

En esta web te daré indicaciones para tomar la decisión correcta de qué otoscopio elegir y comprar,  según tus necesidades.  óptima relación calidad-precio, así como información sobre su uso y valoración de los hallazgos en la exploración de oído.

¿De qué sirve la otoscopía?

Es muy útil para valorar el conducto auditivo externo, tímpano y oído medio.

Puedes empezar la exploración de síntomas como otalgias (dolor de oído), otorrea (secreción por el oído),  tapones de cerumen en el conducto auditivo, acúfenos,…

¿De qué partes consta un otoscopio?

Son tres:  mango, cabezal y cono.

otoscopio portátil
Otoscopio

-Mango

Sirve para agarrar con la mano el instrumento. Tiene una batería en los portátiles.

-Cabezal:

Tiene la bombilla que genera la luz y la lente de aumento que permitirá la visualización del conducto.

-Cono:

Es la pieza que introducimos en el conducto auditivo externo.

 

¿Cómo se usa el otoscopio?

  • En primer lugar, exploras visualmente el pabellón auricular para ver deformidades, descamaciones, restos de secreción o sangre.

Esta primera inspección es importante para poder valorar alguna posible causa de la queja del paciente.

  • En segundo lugar, introduces el otoscopio y exploras el conducto auditivo y el tímpano..

¿Cómo lo haces?

  • Enciendes la luz y traccionas ligeramente el pabellón auricular hacia arriba y atrás para alinear la curvatura fisiológica del conducto auditivo externo.

En niños, debido a su diferente anatomía, se tracciona hacia abajo y atrás. En ambos casos, facilitas la visualización directa del tímpano.

  • Introduces el cono del otoscopio por el conducto auditivo y miras.

En este artículo explico la exploración con más profundidad.

¿Qué puedes encontrar con el otoscopio?

El objetivo de la exploración es el hallazgo de posibles alteraciones o patologías del conducto auditivo externo y membrana timpánica.

La valoración del tímpano nos permite valorar de forma indirecta el oído medio.

En el caso de que el tímpano esté perforado, podremos ver de forma directa y más o menos clara el oído medio.

Podemos encontrar afecciones del oído externo como tapones de cerumen, foliculitis, forúnculos, cuerpos extraños, osteomas, exóstosis, otitis externas, otomicosis.

Y también problemas patológicos que afectan al tímpano y oído medio como perforación timpánica traumática o por infecciones, ototubaritis por disfunción de la trompa de Eustaquio, otitis medias agudas o crónicas, colesteatomas.

Tipos de otoscopios

Podemos distinguir según su autonomía entre otoscopios fijos en la pared y otoscopios portátiles

Ambos necesitan electricidad para que se encienda la luz.

Si son fijos, están unidos por cable flexible a un enchufe para que llegue la electricidad.

En caso de los portátiles, llevan pilas en el mango.

Tenemos diferentes tipos de otoscopios según sea la fuente de eliminación:  halógenos, fibra óptica, LED y vídeo otoscopios.

En el otoscopio halógeno la bombilla está en el cabezal y enfoca la luz directamente al conducto. El problema es que ocupa parte de la visión.

El otoscopio de fibra óptica tiene la fuente de luz en el mango y así no entorpece la visión. Proporciona muy buena iluminación.

El otoscopio LED  tiene una gran iluminación y mucho menor gasto.

El  vídeo otoscopio es el más sofisticado con una pantalla en HD que facilita mucho la visión y ofrece más comodidad. Algunos permiten grabar el visionado.

Modelos y marcas de otoscopio

He comentado que hay gran variedad: Riester, Parker, Awans, Wellch allyin, Heine.

En esta web haré reseñas en las que revisaré cada tipo de otoscopio.

Veremos sus características, relación calidad-precio, sus ventajas y cuál es el mejor para ti según tus necesidades.

Qué tener en cuenta para elegir un otoscopio

Hay varios factores a considerar que son importantes:

  • Tamaño: pueden ser de bolsillo o estándar.
  • Peso.
  • Fijo o portátil.
  • Fuente de alimentación: batería, recargable o, alimentación de red.
  • Tipo de bombilla (filamento, halógenos o LED) y potencia de la iluminación.
  • Funciones : reostato, macro, lente extraíble, puerto de insuflación.
  • Fuente de luz : directa o indirecta, fibra óptica.
  • Conos reutilizables o desechables.
  • Otros accesorios: fundas,  pilas, gamuzas.
  • Precio de compraEste es un aspecto importante porque no sólo hay que tener en cuenta el precio actual, sino su durabilidad y costo a largo plazo.

Puede ser que un otoscopio sea más barato, pero dure menos o tengas que reemplazar bombillas y baterías con más frecuencia.

Puede que tengas que encontrar repuestos de un modelo que sea muy difícil encontrar.

Cómo elegir el mejor otoscopio

Hemos decidido comprar un otoscopio, pero ¿cuál elegir?

Hay gran variedad de otoscopios en mercado. Esto es muy interesante porque tienes más opciones, pero también es cierto que puede bloquearnos en una parálisis por análisis.

¿Qué podemos valorar para tomar una decisión correcta?

¿Es importante el precio? ¿Hay diferencias según el tipo de bombilla? ¿Hay que valorar el peso?

Al final del artículo de inicio en el que escribo sobre el otoscopio en medicina, doy algunas recomendaciones generales; pero en este artículo voy a dar una guía más exhaustiva para responder estas preguntas y ayudarte a seleccionar el otoscopio que mejor se adapte lo que necesites y el dinero disponible.

Probar  el otoscopio antes de comprarlo

Esta esta es una recomendación general antes de comprar cualquier herramienta. Siempre que sea posible, probar antes de decidir si compras o no.

Si acudes a una tienda, pedir que te lo dejen examinar.

Si hay algún compañero que tenga el modelo de otoscopio que te interesa, pedirle por favor si te puede dejar  probarlo.

Este es un consejo de sentido común que solemos hacer en la compra de cualquier cosa y aquí también se aplica.

Un producto a que para alguien es ideal, para otro no lo es. Dependerá de la persona y del contexto en donde tenga que ejercer.

Portátil o fijo

Si tenemos una consulta propia, seguramente nos interesa tener un otoscopio fijo en la pared.

Si tienes que moverte con frecuencia porque atiendes urgencias o tienes domicilios, te interesará tener un otoscopio portátil.

Cabeza del otoscopio

La cabeza estándar consta de una lámpara y una lente de aumento (de 2,5  a 3 aumentos), lo que le permite  una buena visualización del conducto auditivo.

Suelen ser lentes removibles, permitiendo insertar instrumentos a través del espéculo y dentro del canal auditivo. Útil para procedimientos como quitar un cuerpo extraño del interior del oído.

La mayoría de los modelos permiten la otoscopia neumática que puede ser útil para distinguir entre perforación, retracción timpánica  y otitis serosa de oído medio.

El macrovisor es otra variante del cabezal  que aumenta la ampliación a 4,2.

Algunos modelos también permiten un enfoque ajustable.

Cuerpo del otoscopio

Es otro factor a tener en cuenta. Hay encuentras la batería, interruptor, cables y bombilla.

Los de material plástico suelen ser más baratos y tienen una resistencia cada vez más aceptable. Es una opción a tener en cuenta debido a su relación calidad-precio.

Mejor que sea metálico por su resistencia y que no pese mucho. Metales que no se rallen con facilidad y puedan aguantar el paso del tiempo.

Tamaño y peso

Son factores directamente relacionados con  la cabezal y ,sobre todo, el cuerpo del otoscopio.

Hay dos tipos de tamaño en los otoscopios: estándar y de bolsillo.

Los otoscopios de bolsillo, más pequeños, son de dimensiones parecidas a un bolígrafo y llevan un clip útil para sujetarlos al bolsillo.

Son más ligeros y menos robustos que otros modelos. En ese sentido son más cómodos si los tienes que llevar encima constantemente.

Un otoscopio muy pesado puede resultar incómodo si lo has de usar con mucha frecuencia.

Es importante valorar dónde y en qué circunstancias usarás el otoscopio No es lo mismo ver un médico de adultos, un pediatra o un veterinario.

Iluminación-bombillas

Es evidente que si la iluminación es un factor muy importante. Si tenemos que visualizar estructuras del oído que están ocultos, la luz es fundamental. Si esta no es buena, tendremos dificultades para ver correctamente las estructuras anatómicas que queremos explorar.

Tenemos diferentes tipos de bombillas:

Bombillas tradicionales son las más limitadas.

Bombillas de filamento (xenón o halógena) tienen mayor capacidad de iluminación.

Cuando son nuevas, especialmente las bombillas halógenas, emiten una luz muy fuerte que va muy bien para distinguir detalles dentro del canal auditivo.

Por desgracia, se van atenuando con el uso, se hacen menos consistentes y su vida útil se reduce a unas decenas de horas.

Bombillas LED proporcionan un brillo y luminosidad más potentes, una luz más consistente que no se atenúa tan rápido, no generan calor, necesitan mucha menos potencia y, por consiguiente, la duración de la batería es mucho más larga. Su vida útil, que puede ser de miles de horas.

Hay que destacar que los LED son cada vez son más frecuentes y su calidad cada vez es mejor.

Una función a considerar es la de reóstato. Eso permite que puedas graduar el el brillo del foco de luz del otoscopio.

Fibra óptica

Una cuestión directamente relacionada con la iluminación es ver si el otoscopio tiene una fuente de luz directa y una opción indirecta o de fibra óptica.

Muchos otoscopios ahora usan filamentos de fibra óptica para dirigir la luz desde el filamento o la bombilla LED.

Esto da la posibilidad de que la luz se enfoque desde un anillo alrededor del espéculo hacia el canal auditivo.

La ventaja de este diseño es evidente: nada interfiere tu visión del conducto a través de la lente.

Esta interferencias es lo que pasa en los otoscopios con una fuente de luz directa. La bombilla se sitúa dentro del espéculo e interfiere en mayor o menor medida.

Carga eléctrica

Hay tres opciones diferentes para cargar el otoscopio:

  • Baterías desechables (generalmente tamaño AA).
  • Baterías recargables.
  • Conexión permanente a una fuente de alimentación.

Los modelos de bolsillo generalmente tienen una o dos baterías desechables AA, aunque algunas usan otros tipos de batería desechable. Las baterías están dentro del cuerpo o mango del instrumento.

Los otoscopios alta gama pueden tener baterías recargables.

Algunos modelos vienen tienen varios mangos que alojan las baterías y permiten que una se recargue mientras usas la otra.

Los otoscopios con cable permanente generalmente vienen  soporte para montar en la pared y un transformador para la fuente de alimentación.

Accesorios de otoscopio

Los accesorios parecen algo menor, pero también es importante tenerlos en cuenta.

Si están incluidos en el paquete que comprar,  es una factor añadido que nos facilita la vida y nos ahorrará compras posteriores.

Conos (espéculos)

Los conos del otoscopio son el accesorio más importante.

Tiene diferentes  tamaños para poder adaptarse a adultos o a niños (pediátricos)

Tenemos dos tipos: desechables o reutilizables.

Los conos desechables son conos de un solo uso. Los utilizas y los tiras. Tienes la ventaja de que no necesitas estar limpiándolos.

Los  conos reutilizables puedes volver a usarlos tras su correcta limpieza. Tiene la ventaja de que no necesitas un suministro constante de conos como pasa con los desechables.

La mejor opción dependerá de las necesidades de cada uno, pero es poco probable que la selección entre conos reutilizables y desechables influya en la elección del otoscopio. La mayoría son adaptables a los diferentes modelos.

Algunos modelos de otoscopio incluyen un botón de eyección de conos. La ventaja es que tras usarlo, aprietas el botón y se desengancha. Así no tienes que  tocar un cono potencialmente contaminado tras su uso.

Aunque suelen ser muy similares, lo recomendable es usar la marca adecuada para el fabricante de su otoscopio.

Si usas uno que no corresponde, puedes encontrarte en la situación de que no se adapte bien y tengas que aguantarlo con los dedos. Esto hará más difícil la exploración.

Otros accesorios del otocopio

Hay otros accesorios a tener en cuenta, aunque parezcan menos importantes.

Fundas

Que el otoscopio se presente con una funda es un accesorio que puede ser muy interesante.

Es un factor de protección del otoscopio que puede contribuir a que se conserve mejor y aumente su vida media. Además, facilita su transporte.

Depresores linguales

Son las pequeñas palas usadas para bajar la lengua y poder explorar la garganta.

Gamuzas

Son pequeños trapos para poder limpiar.

Estos complementos no menos importantes, pero siempre aportan un valora adicional que puede facilitar tu práctica clínica.

Espero que la información proporcionada en este guía sea útil para que tomes la decisión adecuada en el momento de decidir qué otoscopio comprar.

¿Qué modelo es el mejor para ti?

Esta es una de las preguntas que responderé en esta web mediante análisis de diferentes tipos de otoscopio y su relación calidad-precio.

Otoscopios
5 (100%) 1 vote