Mitos y dudas sobre la diabetes

En el momento en que te diagnostican de diabetes mellitus, aparecen expertos por todos sitios. Todo el mundo sabe todo, opina de todo, juzga y da consejos.

Seguramente serán bienintencionados, pero el problema es que circulan mitos, ideas erróneas y malentendidos sobre la diabetes que se dan como ciertos y se van transmitiendo.

Algunas de esas ideas son antiguas y fueron ciertas en algún momento pasado, otras siempre han sido falsas y algunas son muy raras.

Teniendo en cuenta que la diabetes es una enfermedad crónica muy frecuente, es importante que se aborden y aclaren todas estas dudas tanto para enfermos como para familiares.

En este artículo dará respuesta a estos mitos y datos erróneos e intentaré dar una visión más precisa de la enfermedad.

Es posible que algunos de los mitos o ideas erróneas que escribo ya los conozcas y otros no.

Es importante revisarlos para tener respuestas y afirmar los conocimientos de esta enfermedad.

Desde una base sólida, se podrá construir una educación sanitaria correcta que nos permitirá conseguir los objetivos terapéuticos.

CONTENIDOS

Si tengo la glucosa controlada, ¿puedo dejar el tratamiento?

Algunas personas piensan que si han seguido el tratamiento y el resultado de unos controles de glucemia son normales, ya están curados.

Esto es falso. La diabetes mellitus es una enfermedad crónica y el tratamiento es crónico. Si dejas el tratamiento, volverás al descontrol.

Esto es aplicable a cualquier otro problema de salud crónico como hipertensión arterial o la hipercolesterolemia. Si dejas el tratamiento, volverás a estar mal.

He oído que la diabetes no es una enfermedad seria. ¿Es verdad?

Es falso. La diabetes es una enfermedad muy seria si no la controlas de forma correcta. Puede dar lugar a complicaciones graves. La diabetes casi duplica la probabilidad de que tengas un ataque cardíaco.

El aspecto positivo es que hay tenemos un buen arsenal terapéutico con el que es posible un buen control de la diabetes y reducir mucho el riesgo de complicaciones.

Es decir, hay que tomarse muy en serio la enfermedad.

¿La diabetes tipo 1 y tipo 2 son iguales?

En ambos casos se presenta un aumento de glucemia en sangre, pero son enfermedades distintas.

.La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune de forma que las defensas atacan al propio organismo y disminuye la producción de insulina. Hay menos insulina que actúe y, por consiguiente, la glucemia sube.

Es más frecuente en adolescentes o niños. Afecta a poco más del 5 % del total de pacientes con diabetes mellitus y requiere inyecciones de insulina desde el principio.

La diabetes tipo 2 es más hereditario. En este caso se produce insulina, pero hay problemas en la acción de esta a nivel de las células. La tener dificultades en actuar, entra menos glucosa en las células y sube la glucemia en sangre.

Suele afectar a adultos, La obesidad y el sedentarismo aumentan el riesgo de que se desarrolle si tienes predisposición familiar.

Muchas veces puede controlarse con dieta y ejercicio. Más adelante pueden necesitarse algún antidiabético oral. Con el tiempo puede ser necesario asociar a los fármacos el tratamiento con inyecciones de insulina.

¿La diabetes tipo 2 es leve?

La diabetes tipo 2 es la más frecuente y si no se controla y trata de forma adecuada con el paso del tiempo puede dar lugar complicaciones muy graves.

Si tengo diabetes, ¿sabré o notaré que tengo la enfermedad?

No necesariamente. A veces son síntomas muy ligeros y otras veces es asintomática.

El diagnóstico se suele hacer por presentar glucosa en sangre venosa igual o superior a 126 mg/dl en dos o más ocasiones.

El problema es que estas cifras de glucemia mantenidas en el tiempo pueden causar problemas, pero puede que no te causen ningún síntoma en absoluto. Por esta razón se hacen determinaciones de glucemia en personas mayores de 40 años, sobre todo si tienen factores de riesgo.

Otras veces, puede que la diabetes, especialmente la tipo 1, empiece con síntomas claros de diabetes como orinar con mucha frecuencias, más sed de lo normal y pérdida de peso a pesar de comer más. En este caso sí que sabes que algo no va bien.

¿Es verdad que la diabetes tipo 2 afecta solo a obesos?

Es falso. Más o menos el 20 % de las personas con diabetes tipo 2 tienen un peso normal o son delgados.

El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de diabetes tipo 2 en personas predispuestas genéticamente.

Si tengo sobrepeso u obesidad, ¿significa que acabaré teniendo diabetes?

Hay muchas más personas con sobrepeso o con obesidad que con diabetes. Estos son factores que te predisponen a tener diabetes si tienes una predisposición hereditaria, pero no la causan.

Tener sobrepeso u obesidad es un factor de riesgo para desarrollar diabetes, pero hay otros factores de riesgo como tu historia familiar, etnia y tu edad que también juegan un papel importante.

Por desgracia, demasiada gente cree que el peso es el único factor que predispone a la diabetes tipo 2 y no tienen en cuenta otros factores.

Muchas personas con sobrepeso nunca padecerán una diabetes tipo 2 y muchos con diabetes tipo 2 tiene un peso normal, un ligero sobrepeso o un peso más bajo de lo normal.

La probabilidad de que desarrolles una diabetes está principalmente en los genes, es decir, que estés genéticamente predispuesto. En este caso, si sigues una dieta sana y comes bien, retrasarás su aparición, pero no la evitarás.

¿Es verdad que si comes demasiado azúcar te causará diabetes?

No. Si ingieres mucho azúcar, aumentará tu nivel de glucosa en sangre, pero eso no va a causar diabetes.

Consumir mucho azúcar puede ser perjudicial en otros aspectos, incluido el sobrepeso y la obesidad; pero si tienes un peso normal y no tienes una predisposición, no vas a desarrollar diabetes.

Como ya informé en otras ocasiones, la diabetes tipo 1 es causada principalmente por factores inmunes y otros poco conocidos que desencadenan el inicio de la enfermedad. La diabetes tipo 2 es causada factores genéticos y el estilo de vida.

El problema de consumir demasiado azúcar es que dificultará el control de la glucemia si ya tienes diabetes.

Por otra parte, el consumo excesivo de azúcar puede hacerte aumentar de peso por el exceso de calorías y este es un factor de riesgo de diabetes tipo 2, aunque no la cause directamente.

Por ejemplo: 600 ml de bebida de cola tiene más de 60 gramos de azúcar que equivale a 12 cucharadas de azúcar.

Por estos motivos no se recomienda ingerir bebidas azucaradas.

¿Es verdad que los diabéticos no pueden comer azúcar?

Es falso. El azúcar, la glucosa, es un combustible fundamental para la respiración celular y la producción de energía. Sin glucosa, el cuerpo no podría producir el combustible necesario para su funcionamiento.

El azúcar no está prohibido de un plan de comidas de un diabético. La cantidad de azúcar que puede consumir un diabético dependerá de sus circunstancias concretas y los medicamentos que toma.

Las personas con diabetes deben seguir una dieta equilibrada y eso puede incluir el consumo de azúcar con moderación.

¿La gente con diabetes solo debe comer comida especial para diabéticos?

Es un mito la afirmación de que las personas con diabetes tienen que comer comidas especiales para diabéticos.

La comida que se etiqueta para diabéticos también afecta los niveles de glucosa en sangre y suele ser cara.

Muchas veces solo indica que han puesto edulcorantes artificiales en lugar de azúcar.

El diabético ha de seguir un plan de comidas saludables que concretará con los profesionales de la salud que le atienden.

La dieta equilibrada que ha de seguir un diabético es normalmente la misma que cualquier otra persona.

Se recomienda que un consumo moderado de azúcares y sal, un consumo bajo en grasas saturadas y trans, cereales integrales, fruta, carnes magras, pescado, etc.

Los alimentos llamados para “diabéticos” no suelen ofrecer beneficios adicionales y suelen ser más caros.

Si tengo diabetes, ¿solo debo comer pequeñas cantidades de alimentos con almidón?

Los alimentos con almidón pueden formar parte del plan de alimentación saludable del diabético,

Se pueden incluir en el plan de comidas alimentos con almidón como el pan, el arroz, la pasta, los cereales, las patatas, el maíz, las frutas, la leche o el yogur; pero se ha de tener en cuenta el tamaño de las porciones.

¿Cuántos carbohidratos puede consumir un diabético?

La cantidad de carbohidratos que necesita variará según muchos factores como edad, el sexo, el peso y, sobre todo, la actividad física que desarrolle la persona.

El porcentaje que suelen sugerir los expertos es del 45 y el 60 % de las calorías totales.

En términos absolutos, suele recomendarse un mínimo de 120 o 130 gramos/día de carbohidratos para sostener las funciones vitales. Luego dependerá del ejercicio físico del sujeto.

Como siempre, debes ponerte de acuerdo con tus profesionales de salud de referencia para valorar la cantidad que se ajuste a tu situación y estilo de vida.

Una vez tengas claro la cantidad de hidratos de carbono que puedes comer en cada ingesta, podrás tomar las decisiones oportunas.

¿Puedo comer tanta fruta como quiera?

La fruta es un alimento sano y recomendable. Tiene fibra, vitaminas y minerales, pero como contienen hidratos de carbono, aumentan la glucosa en sangre. Un consumo exagerado no es recomendable.

Las frutas deben incluirse en una dieta equilibrada, pero la cantidad, frecuencia y tipo de frutas debe decidirlo con el equipo de salud que le atiende.

¿Los diabéticos acaban perdiendo las piernas y volviéndose ciegos?

La diabetes es una de las principales causas de ceguera y de amputaciones.

Entre las complicaciones a largo plazo de la diabetes están la neuropatía y la retinopatía.

La neuropatía significa una afectación de los nervios periféricos que causa alteración de sensibilidad. Si a esto añadimos la posible afectación de los vasos sanguíneos por obstrucciones, esto puede predisponer a sufrir úlceras en los pies (pie de diabético) que desencadenar amputaciones.

La retinopatía implica una afectación del fondo del ojo que con el tiempo puede llegar a causar ceguera.

Por esto es importante, entre otras cosas, controlar los pies y el fondo del ojo en pacientes diabéticos.

La buena noticia es que si el diabético lleva un buen control de sus glucemias y de los otros factores de riesgo como la hipertensión y el sobrepeso y no fumar, las posibilidades de padecer complicaciones a largo plazo se reducen muchísimo.

¿Es verdad que la gente con diabetes son conductores peligrosos?

Los diabéticos no son ni más ni menos peligrosos conduciendo que cualquier otro.

El principal peligro durante la conducción de vehículos es la hipoglucemia (bajada de glucemia debajo de 70 70 mg/dL/dL). Sin embargo, los accidentes atribuibles a la hipoglucemia afectan a menos del 0,2 % de los diabéticos tratados con insulina.

De todas formas, la hipoglucemia se puede prevenir y los pacientes con riesgo de diabetes cuidan mucho ese aspecto.

¿Es verdad que los diabéticos no deberían hacer deporte?

Es lo contrario. No hay limitaciones físicas que imponga la diabetes. Es importante que los diabéticos sigan un estilo de vida saludable y eso incluye el ejercicio físico.

Hay ejemplos de deportistas de alto nivel que son diabéticos. Un ejemplo es el equipo de ciclismo Novo Nordisk de USA que está formado por diabéticos tipo 1.

Esta idea apareció porque el nivel de glucosa en sangre desciende con el aumento de actividad física. Esto es verdad, pero no impide la actividad física, incluso si es extrema.

Lo único que ha de hacer el diabético es conocerse para ajustar la ingesta de hidratos de carbono y medicamentos (insulina) para mantener los niveles de azúcar en sangre equilibrados.

¿Es verdad que los diabéticos no pueden hacer muchos trabajos?

Podemos aplicar una respuesta parecida a la del deporte

Los diabéticos no tienen limitaciones per se en cuanto a opciones de empleo se refiere.

Gracias a los grandes avances en el tratamiento de la diabetes, la inmensa mayoría de trabajos pueden ser desempeñados por diabéticos.

Como siempre, el único problema es un mal control de la diabetes o que ese mal control haya desencadenado complicaciones graves a largo plazo que le limiten.

La diabetes es un inconveniente, pero no una discapacidad. Hay diabéticos que han trabajado en casi todas las profesiones. Hay estrellas de cine y de la canción, medallistas olímpicos, soldados, políticos, jueces, etc.

¿Es la diabetes es contagiosa?

No puedes contagiarte de la diabetes como si fuera una infección cualquiera.

La diabetes es un problema metabólico que no se contagia.

La única forma en la que puede pasarse de una persona a otra es:

Por el paso de padres a hijos de una predisposición genética, especialmente en la diabetes tipo 2.

Por aprendizaje de estilos de vida poco saludables que hagan que esa predisposición se concrete en una diabetes mellitus.

¿Son los diabéticos más propensos a tener resfriados y otras enfermedades?

No es más probable que tenga un resfriado u otra enfermedad si tienes diabetes, pero se recomienda que se vacunen contra la gripe.

El problema es que la diabetes es más difícil controlarla si contraes una infección u otra enfermedad. Tienes más probabilidades que hagas complicaciones.

Si tienes diabetes tipo 2 y has de empezar a inyectarte insulina, ¿quiere decir que no estás controlando bien tu diabetes?

No. El fallo no está en el paciente, sino en sus células que no producen suficiente insulina o que no la saben utilizar de forma adecuada.

De hecho, en la diabetes tipo 1 se usa la insulina desde el inicio para poder vivir.

En el caso de la diabetes tipo 2 es una enfermedad progresiva para la mayoría de personas.

Al principio, el diabético tipo 2 puede mantener un nivel de glucosa en sangre normal con dieta, ejercicio y algún antidiabético oral.

El problema es que con el tiempo el organismo produce cada vez menos insulina y, al final, los medicamentos orales no son suficientes para mantener eso niveles de glucosa normal. En este caso, será necesario asociar inyecciones de insulina.

Usar insulina es un recurso muy potente para controlar la diabetes y es algo bueno que no tiene nada que ver con lo bien que se haya controlado la diabetes

¿La insulina causa ceguera?

No, en absoluto.

La insulina es una medicación potentísima que ha salvado innumerables vidas y tiene pocos efectos secundarios.

Antiguamente, la insulina se usaba como último recurso y ya era demasiado tarde. El el curso de la enfermedad ya había causado complicaciones graves como la ceguera. El problema no era la administración de insulina, sino la progresión de la enfermedad.

De hecho, la administración de insulina es fundamental en la diabetes tipo 1 y a veces en la tipo 2. Mantener controlada la diabetes es lo que evitará que aparezcan complicaciones graves como la ceguera.

¿La insulina causa aumento de peso?

Se puede aumentar de peso después de iniciar el tratamiento con insulina.

Esto puede deberse a que disminuye la eliminación de glucosa por orina y haya algo de acúmulo de calorías. La insulina tiene un efecto anabolizante con aumento de los tejidos y esto también puede propiciar algo de aumento de peso. Otra causa puede ser una disminución de la saciedad.

De todas formas, el aumenta de peso que se pueda producir, es superado amplísimamente por los beneficios de la insulina.

En el caso de que se dé un aumento de peso significativo, hay que comentarlo con el médico de referencia o el endocrino. Habrá que ver cómo se puede aumentar el control en la alimentación y la actividad física.

Por otra parte, se puede valorar si es posible asociar otros fármacos que disminuyen el peso y también la dosis necesaria de insulina. Por ejemplo, fármacos como la metformina, la liraglutida o la exenatida.

Por supuesto, es muy importante que lo valore el médico.

¿Las inyecciones de insulina son dolorosas?

Es falso. Las agujas modernas son muy finas, cortas, biseladas y cubiertas de lubricantes de forma y se inyectan en la capa subcutánea de la piel con muy pocas terminaciones nerviosas. No duelen.

Es más, a veces es más dolorosa la punción en el dedo para conseguir la gota de sangre para la tira reactiva del glucómetro. Y aun así, cada vez son mejores y tampoco duelen.

¿Los diabéticos tienen mal humor?

La depresión es más frecuente entre los diabéticos y los cambios en el nivel de azúcar en la sangre pueden afectar el estado de ánimo.

Si la diabetes está controlada, se previenen los cambios de humos y si hay depresión, hay buenos tratamientos.

¿Es mejor que las mujeres con diabetes tipo 1 no tenga hijos?

Antiguamente lo recomendaban, pero actualmente no tiene sentido.

Se considera un embarazo con mayor riesgo y se debe llevar un mayor control, pero no hay problema.

Miles de mujeres con diabetes tienen hijos.

¿Es verdad que las personas con diabetes tienen problemas sexuales?

La diabetes en sí misma no causa ningún problema de este tipo.

El problema está en tener una diabetes mal controlada y niveles de glucosa crónicamente altos.

En este caso, con el paso del tiempo puede experimentar problemas de erección, sequedad vaginal o disminución del deseo.

Pasa los mismo con las complicaciones a largo plazo que ya he indicado.

¿Puedo notar cuando me sube el azúcar y no necesito controlarlo con el medidor de glucosa?

Nadie puedes saber tu nivel de azúcar en sangre por lo que sientes.

Las hipoglucemias se pueden notar muchas veces, pero no siempre.

Las hiperglucemias algunas personas las notas cuando son rápidas, pero algunos notan síntomas muy vagos y si la subida es más lenta, ni eso.

La única manera de saber como tienes la glucosa en sangre es usar el glucómetro y medirlo.

Esta ha sido una selección de preguntas acerca de la diabetes mellitus que me parecían interesantes. Seguramente iré ampliando este artículo con más preguntas y repuestas.

Mitos y dudas sobre la diabetes
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.