Espasmo Esofágico Difuso (EED)

El espasmo esofágico difuso (EED) es un trastorno neurogénico de toda la musculatura del esófago.  Es un trastorno que afecta a la función motora del esófago y lo que causa son unas contracciones que NO son peristálticas, es decir, unas contracciones que no propulsan el bolo alimenticio. Son unas contracciones anómalas.

La causa y la fisiopatología no se conocen con certeza.

¿Qué síntomas produce el EED?

El síntoma más característico es un dolor torácico retroesternal. El problema es que a veces puede confundirse con una angina de pecho.
Puede ser muy intenso e incluso puede despertar al paciente por la noche.
En ocasiones puede relacionarse con el ejercicio.
Otro síntoma que es la disfagia motora y sólidos y líquidos. Es intermitente en el sentido que se produce cuando se dan los espasmos y es a sólidos y a líquidos.
Disfagia significa dificultad al tragar.
Aquí decir también que además de las contracciones aperistálticas, o sea que no propulsan el bolo alimenticio, también se pueden dar alteraciones en la contracción del esfínter esofágico inferior.
A largo plazo podrían dar una acalasia que ya expliqué en otra ocasión.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Bueno, por una parte, el diagnóstico se hará por la clínica que es lo que hemos comentado antes: el dolor torácico y la disfagia.
Por parte, es sobre todo un diagnóstico manométrico.
Medimos la presión del esófago en donde encontraremos que hay unas contracciones amplias, duraderas, que son repetitivas, que se dan de forma simultánea, pero que no son peristálticas. O sea, no sirven para que el bolo alimenticio avance. Es lo que ya he comentado antes.
Y después, también es útil la radiografía con contraste de bario (esofagograma) , en la que vemos la imagen típica en “sacacorchos”.

Radiology 0012 Nevit

¿Cuál es el tratamiento del espasmo esofágico difuso?

En el tratamiento se pueden utilizar fármacos, con mayor o menor éxito, como por ejemplo, la nitroglicerina sublingual es útil para los dolores agudos y también los nitratos de acción prolongada y los antagonistas del calcio.
Los antidepresivos tipo tricíclico y los antagonistas de la recaptación de la serotonina han demostrado alguna utilidad.
Otra opción es utilizar las dilataciones neumáticas de esófago en casos más serios.
Y como última opción, en casos en que todo falla, la cirugía, concretamente la miotomía longitudinal del músculo liso esofágico puede ser útil en casos graves.

Conclusión

El espasmo esofágico difuso es un trastorno de tipo neurogénico con unas contracciones anómalas que no sirven para que propulse el bolo alimenticio y el síntoma más característico el dolor torácico retroesternal.

Y en segundo lugar la disfagia de tipo intermitente a sólidos y líquidos.
El diagnóstico principalmente es clínico. Se confirma con el esofagograma y la manometría esofágica.
Los tratamientos son fármacos, dilataciones neumáticas o cirugía como último recurso.

Dr. Alberto Sanagustín
Sígueme en Facebook
Sígueme en Google+
Suscríbete al canal de Medicina

@alsanagust

Referencias

Cristina Almansa, MD, Sami René Achem, MD, El espasmo esofágico difuso (EED).Conceptos prácticos sobre diagnóstico y tratamiento. Artículo de revisión. Rev Gastroenterol Mex. 2007 Apr-Jun;72(2):136-45.
Ahmad Malas, MD,(Oct 13, 2014) Esophageal Spasm. Medscape.
Espasmo Esofágico Difuso (EED)
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.