Tres embarazos misteriosos

Voy a describir tres historias. Las explico de la más a la menos frecuente. Por suerte, son situaciones raras, pero de vez en cuando se ven en la consulta.

El título es un poco extraño, pero me parece que en cierto modo refleja los acontecimientos.

1-La primera consulta es por una amenorrea más o menos prolongada. Hay una falta de menstruación y se acude el médico para ver qué pasa.

¿Qué hacer?

En primer lugar, siempre se hace una prueba de embarazo.

Si el resultado es negativo, se puede repetir más adelante y si pasan varios meses, habrá que hacer más estudios.

El problema es que al plantear la prueba de embarazo, alguna vez te respondan:

“No. Es imposible que esté embarazada”

Insistes porque es lo primero que hay que hacer en una mujer en edad fértil que presente una amenorrea.

Normalmente, no pasa nada. Se hacen prueba y sale negativa. Muy bien.

¿Dónde está el problema?

En que, a veces, el resultado es positivo. La repites y sale positivo otra vez. Hay un embarazo.

Lo imposible ha ocurrido. Seguramente la negación venía de la seguridad de haber hecho las cosas bien o del miedo. No lo sé, pero son situaciones desagradables que alguna vez se plantean.

De todas formas, esto nos recuerda algo básico a recordar: siempre hay que hacer la prueba de embarazo si hay una amenorrea.

Si es negativa y ha pasado el tiempo suficiente, ya seguiremos investigando.

test de embarazo
Test de embarazo positivo

2-La segunda consulta consiste en que la paciente afirma estar embarazada.

Resulta que se ha hecho la prueba de embarazo, o se la han hecho en la farmacia, y ha salido positiva.

Viene para control del embarazo.

Hasta aquí bien.

¿Dónde está el problema?

Haces una prueba de embarazo en la consulta y sale negativa. Repites y sale negativa otra vez.

Misterio. Hubo un error, un falso positivo o quién sabe.

A veces, esto no es tan negativo.

Una amiga que sufrió esta situación, le dijo a su pareja que estaba embarazada tras hacerse la prueba.

El novio la dejó en ese mismo momento tras grandes quejas, rasgarse las vestiduras y otros aspavientos.

Después resultó que el embarazo no era tal y las pruebas de confirmación eran negativas.

Ya le dije: “Al menos el error ha servido para sacarte de encima un impresentable”

Esta es una situación muy rara. En la inmensa mayoría de casos, si se han hecho el test y sale positivo, se confirma el positivo, pero…

3-La tercera consulta es mucho más extraña. Acude una mujer de más setenta años porque piensa que está embarazada. Quiere hacerse una prueba de embarazo.

La situación es de estupefacción. El médico sospecha que hay alguna enfermedad mental. Quizás se ha sometido a alguna fecundación “in vitro”…

No hay que precipitarse.

Como siempre, hay que investigar.

Al interrogar la señora afirma que tenía menstruaciones y que han parado.

En este caso, saltan las alarmas.

Si afirma haber tenido menstruaciones tiempo después de la menopausia, hay que descartar un carcinoma de endometrio. Hay que derivar porque habrá que hacer una exploración ginecológica y una biopsia endometrio.

Conclusión

 

  • Siempre hay que pedir prueba de embarazo en una amenorrea.
  • Cuidado con la peticiones de pruebas extrañas. Hay que investigar con más profundidad que hay detrás.
@alsanagust
Tres embarazos misteriosos
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.