Diagnóstico de Diabetes

Por Alberto Sanagustín

En este vídeo hablo de cómo sabemos que alguien es diabético.

Supongamos que una persona viene al servicio de urgencias y tiene unos síntomas típicos de diabetes.

Estos síntomas típicos son la poliuria, polidipsia y perdida de peso inexplicada.

Le hacemos un análisis y nos sale una glucemia mayor o igual a 200 miligramos por decilitro.

Si esto nos sale una sola vez y se asocia con estos síntomas de poliuria (orinas más de lo normal), polidipsia (bebes más de lo normal)  y pérdida de peso, consideramos que ya tenemos un diagnóstico de diabetes. 

Para hacer el diagnóstico de diabetes mellitus la glucemia se mira siempre en sangre venosa.


Normalmente se hace en la flexura del codo, en la vena cefálica o la basílica. 

Otra situación que nos podemos encontrar es que hagamos un análisis de sangre a una persona en una revisión rutinaria y nos salga que tiene una glucemia venosa en ayunas mayor o igual a 126 miligramos por ciento (dL)

Si esto nos ocurre, lo tenemos que repetir otra vez y si sale una segunda vez, consideramos que tenemos ya el diagnóstico de diabetes mellitus. O sea 126 mgr/dL en ayunas dos veces.

Repito otra vez que en todos los casos nos referimos a valores extraídos de sangre venosa.

Otra situación es cuando pides una prueba de sobrecarga oral de glucosa (75gr) en ayunas.

A las dos horas se mira cómo está la glucemia en sangre venosa y si sale mayor o igual a  200 miligramos por ciento, por decilitro, si sale esto en dos ocasiones, consideramos también que es diagnóstico de diabetes.

Otra situación que podemos encontrar y que se considera en los criterios es la situación en la que encontramos una hemoglobina glicosilada o glucosilada (se abrevia como HbA1c) mayor o igual a 6,5 % y nos sale en dos ocasiones, también se considera que tienes un diagnóstico de diabetes. 

En otro artículo (vídeo) hablaré de la hemoglobina glicada o glucosilada (HbA1c), pero nos dice como ha estado el nivel de glucemia media en los últimos dos o tres meses.

Una vez más, recuerda que esto también se mide en sangre venosa y que ha de salir en dos ocasiones.

Si sale un criterio positivo, se recomienda repetir el mismo criterio. Es decir, si sale glucemia en ayunas mayor a 126 %, repetir en la glucemia en ayunas. Si es el test de sobrecarga oral de glucosa,
repites la SOG y si es hemoglobina glucosilada, la HbA1c.

Y que en el caso de que haya síntomas típicos de diabetes, con cifras en sangre venosa de más de 200  miligramos por decilitro en una sola ocasión, se considera que sería ya diagnóstico de diabetes.

En el caso de la hemoglobina A1c, lo único sería añadir añadir que hay unas excepciones en las que no se podría utilizar, que son en casos de anemia y hemoglobinopatías que son enfermedades de la hemoglobina en las que tampoco sería que fiable este criterio diagnóstico. 

Y eso es todo. 

Si te ha gustado, compártelo.

Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.