Cómo dejar de fumar y vencer el tabaquismo

 En el anterior artículo recomendaba dejar de fumar y vivir. Comentaba mis vivencias con el tabaquismo en mi vida cotidiana y algo de mi experiencia profesional con pacientes que quieren dejar de fumar. En este artículo quiero profundizar un poco en este tema.


La actuación principal del médico es la recomendación de dejar de fumar, es decir, dar un consejo breve y ofrecer ayuda.

En realidad esto es muy eficiente porque solo cuesta unos segundos. Un porcentaje de personas deja de fumar únicamente con esta indicación y otro porcentaje empieza a planteárselo.

Valores

Puedes recomendar el abandono de tabaco y usar sugestiones que sirvan de pequeñas “cuñas” que vayan haciendo un efecto más o menos inconsciente.
Por ejemplo, añadir al consejo algunas razones que conecten con sus valores

¿Qué valores? 

Algunos puedes saberlos porque conoces a la persona por contactos previos y otros puedes intuirlos: es madre, padre, embarazada, deportista, sanitario, jóvenes…

No me refiero a dar sermones, sino la hecho de añadir alguna razón que pueda ser poderosa para esa persona en particular. Si aciertas, puede ser muy efectivo.
Sermonear puede ser interesante, pero en forma de historia corta o metáfora. No consiste en meter grandes “rollos”. 

Este tema daría mucho de sí y lo dejo para otros artículos.

Autoayuda

Mi comentario anterior también puede ser efectivo como autoayuda. Plantéate qué cosas son importantes en tu vida (valores) y cómo puedes conectarlas con el hecho de abandonar el tabaco. 

¿En qué puede beneficiarte meterte veneno (tabaco) en tus pulmones?

  • Dar ejemplo a tus hijos.
  • No intoxicar a tus hijos con humo.
  • No perjudicar a tu hijo (feto) si estás embarazada. Esto incluye al padre si fuma y su esposa, embarazada, fuma de forma pasiva.
  • Mejorar tu rendimiento deportivo.
  • Mejorar la textura de tu piel y el aspecto de tus dientes.
  • Dar ejemplo a tus pacientes.

Empatía

En esta situación es recomendable ponerse en lugar del fumador. La adicción afecta al sistema nervioso y causa un ansia (craving) que puede costar controlar. 

Hay que explicar que comprendes lo difícil que es para él y dejar muy claro que en último término la decisión de abandonar el tabaco es del propio fumador.

Autorresponsabilidad

Cada uno de nosotros ha de ser responsable de nuestra propia salud. Esto es así, no solo con el tabaquismo, sino con cualquier otro problema. Si eres diabético y “pasas”, te irá mal. Da igual que tu médico y enfermera sean los más competentes del mundo.
No consiste en ir a un profesional, lanzar tu problema y que me lo resuelvan sin hacer nada. Pocas cosas funcionan así. Ojalá la vida fuera tan fácil.
El personal sanitario (enfermería y médico) son solamente instrumentos que tú utilizas para solucionar tus problemas de salud o prevenir que las situaciones se agraven.

Respuestas del fumador

Tras aconsejar el abandono del hábito de fumar, algunas personas aceptan, algunas nos ignoran y, en alguna ocasión, se ofenden. 

 En cualquiera de los dos últimos casos, lo mejor es dejarlo pasar y no empezar una lucha estéril que solo deteriorará la relación. Ya habrá tiempo de volver a insistir.

Si la persona acepta, suele ser el microequipo de Atención Primaria el que ayudará. Me refiero al conjunto de tu médico y enfermera de tu centro de salud. Por supuesto, esto puede variar según los servicios sanitarios y el país.
Y, como comentaba en otro lugar, en ocasiones no hace falta ninguna ayuda porque hay personas que dejan el tabaco directamente sin más problemas.
En el caso de que soliciten ayuda, ya solemos estar en una fase de acción. Tenemos que aumentar su motivación

Si eres un familiar, puedes ayudar a motivarle, pero sin ser negativo ni dar la paliza.

Si eres el interesado, emprende acciones buscando, leyendo o preguntando por razones que te motiven más y más.

Motivación para dejar de fumar y dependencia a la nicotina

El médico completa el historial clínico:
1-Saber cuántos cigarrillos fumas y desde cuándo. Esto se supone que ya lo tenemos hecho.
2-Saber tu actitud ante el tabaquismo y tu nivel de motivación. El cuestionario de Richmond que explico en este vídeo es útil para eso.


3-Saber tu nivel de dependencia. El cuestionario de Fagerström que explico en este otro vídeo sirve para valorarlo.


►Si en el Cuestionario de Richmond (motivación) sale menos de 6 puntos, aunque hayas consultado, tu motivación es baja.
Hay que valorar la situación, no ser pesado, darte unas indicaciones mínimas y dejar la puerta abierta para ayudar.
Sigue buscando razones para abandonar el tabaco y relaciona estos motivos con tus valores más importantes.
►Si el Richmond de 6 o más, podemos empezar a actuar.
– Si la dependencia es baja (6 o menos en el Fagerström), se puede fijar una fecha para dejarlo y ayudarte. Como ya has pedido ayuda y tu motivación es suficiente, no tiene porqué haber problemas.
– Si tu dependencia es alta (7 o más en el Fagerström), la situación es parecida.
Podemos fijar una fecha y ayudarte. En este caso podría hacer falta apoyo farmacológico

Para tomar decisiones hay que valorar tus enfermedades, si las tienes, sus necesidades particulares y tomar la decisión conjuntamente.

Tú, como paciente, tienes que participar en las decisiones.

Medicación

Una evaluación adicional que puede ser útil es saber si fumas más para darte un placer o para calmar el sufrimiento. Muchas veces no es tan fácil valorarlo y ambos motivos se solapan.
De todas formas, si tienes gran dependencia y se decide añadir fármacos, esta valoración nos puede dar una orientación aproximada:
1-Si fumas principalmente para darte un placer (o supuesto placer), pueden ser útiles los fármacos que no usen nicotina: bupropion y vareniclina.
2-Si fumas para calmar tus sufrimientos, pueden ser más útiles los sustitutivos con nicotina: parches, chicles o comprimidos nicotínicos.
Aunque si tus sufrimientos psíquicos son muchos y necesitas tomar sustancias para calmarte, mejor que pidas ayuda para ver si precisas una ayuda psicológica o psiquiátrica más específica. Tu médico te puede ayudar a tomar una decisión.
En en algunos casos no sirve la medicación anterior o la puedes rechazar. Un ansiolítico durante la primera o segunda semana, en dosis decreciente, puede ser muy útil para calmar a las personas más ansiosas.
Algún antidepresivo pautado una o dos semanas antes de dejar de fumar y mantenido unas semanas después, es útil en algunos casos.

Advertencia

Antes de tomar ninguna decisión respecto a tomar fármacos, no hagas tonterías y consulta con tu profesional sanitario de referencia.

Siempre hay contraindicaciones o efectos secundarios que se deben controlar y solamente un profesional puede valorarlos.

En realidad, todo lo que estoy comentando son indicaciones generales. No son matemáticas. Cada caso es un mundo.
Ya he comentado  que hay personas que están tan motivadas para dejar de fumar que abandonan el tabaco sin ninguna ayuda farmacológica ni médica, incluso teniendo una elevada dependencia. No sé el porcentaje, pero quizás nos sorprendería.

Conclusión:

  • Dejar de fumar suele costar esfuerzo. Es normal tener recaídas. Pedir apoyo es normal. aunque no es imprescindible.
  • Tus profesionales sanitarios de referencia pueden ayudarte.
  • Hay fármacos que pueden ayudar, pero no son imprescindibles. Siempre debes consultar antes de tomarlos. No tomes decisiones por tu cuenta en ese sentido. Consulta con tu médico.
  • ¡Deja de fumar ya!

Dr. Alberto Sanagustín
@alsanagust
Sígueme en Facebook
Sígueme en Google+
Suscríbete al canal de Medicina


Bibliografía y recursos:

-Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad:
-American Cancer Society en español:
-AECC. Guía para dejar de fumar:Esfúmate del tabaco. Asociación Española Contra el Cáncer
-SEMFyC (2011). Guía de actuación en atención primaria (4ªed.). Barcelona: Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria.

-A.Martín Zurro, J.F.Cano Pérez. (2010). Compendio de Atención Primaria. Conceptos, organicación y práctica clínica (3ªed.) Elsevier.

Cómo dejar de fumar y vencer el tabaquismo
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.