Sistema Circulatorio-Cardiovascular: estructura y funciones

 En este vídeo explico de forma breve el sistema circulatorio. En una entrada anterior ya repasé este sistema, pero aquí profundizo un poco más.

La función del sistema circulatorio es doble:

Por una parte la perfusión adecuada de los tejidos para que llegue oxígeno y nutrientes suficientes para que se puedan satisfacer sus necesidades metabólicas.

Por otra parte, aclarar o retirar los metabolitos genera esa actividad metabólica. Son los productos de desecho y el exceso de dióxido de carbono.

En el vídeo profundizo un poco más en las funciones.

¿Y cómo cumple estas funciones el aparato circulatorio? 

Básicamente con dos tipos de estructuras:

En primer lugar, el corazón que ejerce una función una bomba que expulsa la sangre, el segundo componente, hacia la otra estructura, la red de vasos sanguíneos (arterias, venas y capilares) que es el tercer componente. En esta red podemos distinguir una circulación o circuito mayor o sistémico y una circulación o circuito menor.

Es un sistema cerrado, es decir, empieza en un sitio y acaba en el mismo sitio como en todos los vertebrados.

Aquí hay que hacer es hacer una distinción terminológica. Algunos autores distinguen entre sistema circulatorio y sistema cardiovascular o aparato cardiovascular. 

El sistema circulatorio para ellos es el aparato cardiovascular más el sistema linfático, del que ya hablé en otro artículo y vídeo.

Lo que hace el sistema linfático es devolver el líquido intersticial que hay entre las células a través de unos conductos llamados vasos linfáticos otra vez al sistema circulatorio o al sistema cardiovascular.

En este vídeo uso el término sistema circulatorio como sistema cardiovascular o como aparato cardiovascular de forma indistinta.

Otro concepto que hay que distinguir es el sistema hematopoyético que hace más bien referencia a hematopoyesis, es decir, al proceso de formación y desarrollo y maduración de las células sanguíneas, eritrocitos, leucocitos y plaquetas, a partir de un precursor común.

Cuando hablamos de la sangre como un fluido que sigue unas leyes de tipo de mecánica de fluidos entonces formaría parte del sistema cardiovascular; pero en cuanto a tejido independiente ya es el sistema hematopoyético.

Como siempre, todas estas divisiones hay que tener en cuenta que las hacemos para podernos entender y comunicarnos. En realidad, como ya he dicho en otras ocasiones, en el organismo todos estos sistemas se solapan entre sí y todo funciona como una unidad.

Podemos estar discutiendo sobre clasificaciones y divisiones, pero al final es un poco o bastante artificioso.

Sin más rodeos, aquí está el vídeo



Ver en Youtube

¿Te ha gustado el vídeo? Recuerda compartir en redes sociales. Muchas gracias.

Dr. Alberto Sanagustín
@alsanagust
Sígueme en Facebook
Sígueme en Google+
Suscríbete al canal de Medicina


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips