Redes Sociales y cómo perder el tiempo

  Tras leer este artículo de Fernando Campaña (@ferenfer) sobre Instagram aplicado a enfermería la Dra. Maria José Herraiz (@Herraiz_MJ) escribió su artículo Redes Sociales: ¿nos estamos pasando? 

Hace unos comentarios certeros sobre el exceso de redes sociales, la falta de tiempo para enterarse de cómo funcionan, el exceso de información por demasiadas vías...


Si además del tinglado de la presencia en Internet, tenemos que dedicar tiempo a actualizarnos en nuestra profesión, vamos de mal en peor.

¿Lo necesitamos?

¿Es solo una fiebre digital pasajera?

¿Tenemos tiempo para dar todo lo que piden los pacientes o la población?

Mis respuestas iniciales


En su blog comenté:

redes sociales, gestión del tiempo, sanitarios


Y en Twitter comenté esto:


Es que nos podemos volver locos...Uso racional del medicamento...¡y de las redes sociales!— Alberto Sanagustín (@alsanagust) septiembre 25, 2014

Reflexiones


Es literalmente imposible estar en todos sitios, sobre todo si tienes una familia y alguna actividad de ocio.

Pretender abarcarlo todo y estar en todos sitios es un caldo de cultivo para que se resienta la propia salud.

Se supone que no solo tenemos que predicar, sino servir un poco de ejemplo.

Pensando sobre el tema me planteo el caso de que estemos desbordados. Me pregunto:

Si un paciente me comentara que tiene malestares físicos y angustia porque no puede dar abasto con las redes sociales, ¿qué le diría?

  • Que se apartara del tema un tiempo y descansara.


  • Que se planteara si eso es imprescindible para su profesión o solo un pasatiempo.


  • Si es un pasatiempo, no hay mucho de qué hablar. Si disfrutas, está bien. Si te perturba, cambia a otra cosa.


  • Si fuera por motivos profesionales, le preguntaría: ¿es realmente TAN necesario?


Internet, blogs y redes sociales en Sanitarios


En nuestro caso, profesionales sanitarios, he escrito algunos artículos sobre el tema. Escribí acerca de si los médicos de familia teníamos que participar en las redes sociales  o  sobre la Salud 2.0 y la infoxicación.

Repaso algún punto.

¿Necesitamos estar en todas las redes sociales?

La respuesta rápida y clara es que NO. Ni en todas ni en una de ellas.

No necesitamos tener un blog o estar en esas redes. Es solo un complemento que puede ser interesante, pero no es cuestión de vida o muerte.

Es obvio, pero es mejor recordarlo.

Puede haber demanda por parte de pacientes y puede ser preferible. Estamos de acuerdo.

¿Necesario?

Para nada.

Mejor que tengamos esto claro porque podemos llegar a hartarnos y eliminar de nuestra vida profesional o personal algo que tiene su utilidad.

Es el síndrome YASN (Yet Another Social Network) del que habla en este artículo Enrique Dans.

Hay una entrada en este blog en la que argumento que no es necesario tener un blog para ser un buen profesional y no voy a seguir con el tema.


Actividad privada


Un caso concreto es el médico que solo se dedica a la actividad privada.

¿Es necesario que sea activo en las redes?

Creo que la misma que había antes de publicitarse en cualquier medio y que sigue habiendo. Si nadie te conoce, mal vamos.

El caso de los blogs e Internet tiene sus peculariedades y se demanda contenido, pero tampoco veo necesidad de trastornarse por el tema.

Redes sociales: cómo perder el tiempo sin esfuerzo


Cuando empecé a enterarme de que salían redes sociales una tras otra como churros, mi primer pensamiento fue que eran una de las múltiples formas que los humanos tenemos de perder el tiempo.

En realidad, creo que es el principal peligro. Están diseñadas para que te enganches.

Se llaman redes y no es casualidad.

Son redes, y como tales, están pensadas para pescarte, para que te líes en sus mallas, te pegues en sus pegajosas fibras y que conforme más te muevas, más te cueste escapar.

El trabajo de los que han montado este tinglado es ese: pescar.

Puede ser muy adictivo y de hecho hay problemas. Te puede absorber tanto que no hagas otra cosa.

Es posible usarlas como instrumentos profesionales y , a pesar de todo, acabes perdiendo mucho tiempo en actividades nada productivas.

El medio se convierte en un fin. No utilizas la herramienta, sino que ella acaba utilizándote a ti.

Es importante racionalizar el uso de redes sociales para evitar convertir algo que puede ser útil o entretenido en una fuente adicional de problemas y exigencias.

Esto se aplica a cualquier profesional.

Soluciones


¿Qué propongo?

  • Simplemente tomar consciencia del posible problema, de que son redes diseñadas para pescarnos, y eso puede ser suficiente para dar un paso atrás y no dejarse atrapar tan fácilmente.
  • Tener claros tus objetivos: ¿Qué quieres conseguir exactamente? ¿Es tan necesario? Si lo es, ¿en qué medida y cómo?
  • Centrarse en lo importante y automatizar procesos en función de la respuesta anterior.

2 comentarios :

  1. Muy interesante el artículo. Gracias por escribirlo tan claro y conciso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips