El arte de no amargarse la vida de Rafael Santandreu

Por Alberto Sanagustín.

   Me enteré de la existencia del psicólogo Rafael Santandreu porque en el blog de Russ Harris (psicoterapeuta de ACT) había una traducción de las fichas de su libro “The Hapiness Trap” y el traductor era Rafael.

Busqué si tenía algún blog y lo encontré: La Escuela de la felicidad. A leer sus artículos pude constatar que no era un terapeuta ACT, sino cognitivo y más bien orientado a la terapia racional - emotiva-conductual (TREC) de Albert Ellis.


A pesar de la confusión me parecieron interesantes sus artículos y compré su libro "El arte de no amargarse la vida" y la verdad es que me gustó bastante. Es un libro de divulgación y va muy directo a los problemas más frecuentes de la gente.

Desde su publicación, este libro se ha ido convirtiendo en uno de los libros de no-ficción de habla hispana más vendidos. Por estos motivos me ha parecido interesante comentarlo, aunque ya no sea una novedad.

En el libro hace una divulgación de laTREC, pero con más énfasis en lo cognitivo (controlar en diálogo interno) y dejando en muy segundo término la actuación sobre la conducta. Esa es mi impresión.

Cambia tu diálogo interno


La idea es que si cambias los pensamientos, las emociones y las conductas seguirán de forma coherente a esos nuevos pensamientos más racionales y realistas.

En esto habrá opiniones diversas. El énfasis en aspectos de pensamiento o de conducta va a gustos. Aparte de usar la mejor evidencia científica disponible con los pacientes, hay variabilidades individuales a tener en cuenta y el arte del psicólogo consiste en saber adaptarse a la persona que tiene delante.

Si has leído mi artículo sobre la terapia racional-emotiva-conductual (TREC) te puedes hacer una idea del enfoque de Rafael.

En el libro usa dos términos: "terribilitis" y la "necesititis". Los considera la fuente principal de nuestras perturbaciones emocionales.

Es terrible y no lo puedo soportar


Es lo que algunos llaman "terribilización", "horribilización" o simplemente dramatización. Básicamente es hacer una montaña de un grano de arena.

En realidad, muchas veces es así. Tenemos un inconveniente, un fracaso, nos hacen una “mala jugada” y nos ponemos interior o exteriormente como bestias salvajes. 

A veces puede ser una manifestación de enfado o ira y muchas veces algo así como una explosión interior de rabia, ansiedad, vergüenza, tristeza...

El diálogo interno que nos lleva a pensar que algo es terrible suele basarse en decirnos a nosotros mismos que esa situación no debería ser así de ninguna manera.

  • Que esa situación es intolerable.
  • Que esa situación no debería existir
  • Y nos seguimos machacando diciéndonos que esa situación no se puede soportar.
  • Así, sucesivamente,  en un círculo vicioso en el que cuanto más nos encendemos interiormente, más sufrimos.

¿Para qué?

La mayor parte de las veces para nada.

Si una situación pasa, ha pasado y no hay nada que discutir. Si discutes con la realidad, siempre vas a perder y te meterás en una espiral de sufrimiento creciente.

Necesidades inventadas


Otro concepto que maneja es el de "necesititis". Es una variante de los “deberías” absolutos o exigencias dogmáticas:

-Acerca de cómo tendríamos que ser nosotros.

-Acerca de cómo tendrían que ser los demás.

-Acerca de cómo tendría que ser la realidad.

Nos decimos a nosotros mismos que necesitamos categóricamente que esos aspectos de la realidad sean como nosotros queremos y si no, no lo podemos soportar. Da la impresión de que moriremos si no se dan esas condiciones.

Por ejemplo, de pensar que una persona determinada me debe querer, pasamos a exigir que esa persona me debería querer y, finalmente, afirmamos categóricamente que NECESITO que esa persona me TIENE que querer.

Este puede ser un proceso más o menos inconsciente, pero genera una cascada de emociones que causa mucho sufrimiento en las personas.

Así podríamos seguir con más y más supuestas necesidades tanto materiales como inmateriales. En el libro repasa las más importantes.

En mi entrada “Deja para mañana loque podrías hacer hoy” escribo algo sobre el tema  y en la entrada Cómo vencer las preocupaciones y la rumiación también repaso conceptos de este tipo.

Lo curioso es que la mayoría de esas supuestas necesidades, a poco que las analices, son necesidades ficticias impuestas por el contexto social o la moda.

Necesidades reales


Como comenta en el libro y en el blog, ¿qué necesitas realmente para vivir?

¿Qué necesitas para no morirte?

Aire, comer, beber, algo de protección corporal, cobijo y poco más.

Quizás sería difícil ser feliz con solo cubrir esas necesidades tan básicas, pero podrías sobrevivir durante años.

¿Qué necesitas para ser feliz?

Algo de interacción social, experimentar amor en sentido general, alguna actividad gratificante...No hace falta mucho más.

Búsqueda de creencias irracionales


Como buen terapeuta cognitivo, recomienda detectar cada día las situaciones en las que emocionalmente estás mal, valorar qué pensamientos hay detrás y usar una multitud de argumentos para contrarrestar esos pensamientos negativos. 

El objetivo es sustituirlos por pensamientos racionales y más adaptados.

Una forma de argumentar es comparar la situación que te perturba con otras situaciones mucho peores. Establecer una línea de evaluación de hipotéticas situaciones. 

Por ejemplo, piensa qué te diría un persona tetrapléjica sobre tu problema o una persona que está en una situación de hambruna.

Como puedes ver, toda esta argumentación no se basa en  simples pensamientos positivos que se repiten acríticamente, sino que se desarrollan de forma racional.

Es decir, aquí no habla de optimismo, sino de realismo y de ajustarse a la realidad.

La muerte y vivir sin estrés


Un concepto que también trata y es interesante es la reflexión acerca de la muerte.

La muerte causa mucho miedo en el mundo occidental y la ocultamos sistemáticamente.

Lo que argumenta Rafael es que si tenemos presente la muerte, puede ser el desestresante más potente que existe.

¿Dónde estaremos dentro de 100 años, 1000 años...?

¿Dónde estarán los amigos, enemigos, conocidos, desconocidos, famosos, médicos, enfermos, viejos, niños...?

Seguramente estaremos más que calvos. Entonces, ¿a qué viene tanta preocupación? ¿Por qué estresarte tanto? ¿Por qué angustiarte por nimiedades si el barco sabemos seguro que se está hundiendo?

Conclusión


Podría resumir las ideas en dos puntos:

1-Necesitamos muy poco para ser felices: comer, beber y cobijo. Podemos añadir el amor en sentido amplio.

2-Pase lo que pase, no hay nada que sea terrible. La vida, que es lo más importante, tenemos asegurado que la vamos a perder.

Recomiendo leer el libro “El arte de no amargarse la vida” (2011) y su nuevo libro “Las gafas de la felicidad” que publicó este año 2014.

Su blog, “La Escuela de lafelicidad” es interesante, aunque lo están llevando colaboradores y él escribe muy poco.

Rafael participa habitualmente en el programa de televisión española “Para todos La 2”. Suelen ser entrevistas cortas de unos quince minutos, se entiende bien y el contenido es bastante práctico. Es recomendable seguirle.

Por supuesto, no estoy de acuerdo con todas sus opiniones y algunas veces creo que “se le va la pinza”, pero ¿a quién no?

Aquí dejo un vídeo de una conferencia en la que resume la filosofía del libro. Es de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR)  - El arte de no amargarse la vida,  Rafael Santandreu.




Aquí tienes el enlace al vídeo de la entrevista de presentación del libro "Las gafas de la felicidad" en Para Todos La 2. Libro de autoayuda que también es recomendable.


Dr. Alberto Sanagustín
@alsanagust
Sígueme en Facebook
Sígueme en Google+
Suscríbete al canal de Medicina

Bibliografía:


Santandreu, R. (2011). El arte de no amargarse la vida: Las claves del cambio psicológico y la transformación personal (1a ed.). Barcelona: Oniro.

Santandreu, R. (2014). Las gafas de la felicidad: Descubre tu fortaleza emocional (1ª ed.). Barcelona: Grijalbo.

Santandreu, R. (2009). Escuela de felicidad: Conversaciones con: Boris Cyrulnik ... [et al.]. Barcelona: Integral.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips